NÚCLEO DE LA SOCIEDAD

La familia, más que una cadena de ADN: Geraldine Emiliani

La familia, más que una cadena de ADN: Geraldine Emiliani La familia, más que una cadena de ADN: Geraldine Emiliani
La familia, más que una cadena de ADN: Geraldine Emiliani

El mundo parece ceñirse en un espacio de descomposición social que amenaza muy a menudo una de las cosas más importantes: la familia. Y no me refiero únicamente a ese concepto tradicional y estructurado de la familia: padres, hijos y hermanos. La familia es más que eso, trasciende las barreras de una simple cadena de ADN. La familia no llega porque sí, y los que la quieran transformar en lo que no es, jamás podrán contra eso. O, ¿es que no naciste de un hombre y una mujer? ¿Acaso si falta el padre o la madre se destruirá o no existirá la familia?

Hoy la gente quiere vivir a su aire, en libertinaje y experimentar la vida loca con la mentira de que somos dueños de nuestro cuerpo. La realidad es que no somos dueños de nada, todo nos ha sido dado por Dios. El libertinaje se presenta sin códigos morales y hace al hombre esclavo de sus miserias e instintos, en la búsqueda de lo que le afecta. El hombre nacido hombre abandona su unión con la mujer y se une a otro hombre por razones irracionales, y si no estás de acuerdo con su creencia sobre su condición sexual, entonces tienes las de perder. Así le sucedió a un obispo de la Iglesia católica de Suiza, a quien por citar la Biblia en contra del homosexualismo el lobby gay le montó una furibunda campaña y pide tres años de cárcel para el prelado.

¿Creen que con este tipo de actitudes destruirán a la familia y a la religión católica? Ellos saben que su condición sexual no es la correcta, que está en contra de la existencia del ser humano y de lo que representa para la humanidad. Es por ello que se amparan en el mecanismo del terror, y de la campaña sucia y despiadada contra los que no están de acuerdo con su irracionalidad. Y, guardamos silencio, somos muy pocos los que nos atrevemos a hablar al respecto. Allá ellos, con su condición sexual. Eso es personal y se les respeta. Pero meterse con lo que representa la familia y con el derecho a la libertad de expresión es inadmisible y perverso, y no debemos tolerar esa infamia.

La familia, con sus debilidades y fortalezas, es nuestro resguardo. Es la prolongación de la vida. La familia, como guía espiritual, no forma hombres y mujeres con alma de verdugo. Esta no debe ser una fábrica de hijos fracasados. A ese hijo hay que enseñarle desde pequeño que nadie tiene el derecho de abusar o someter a otro ser humano. Esto implica que debe obtener conocimientos, a través de una formación formal y virtuosa, y de patrones de conducta de sus padres, de la escuela, de su entorno social y del buen juicio de los medios de comunicación.

Los valores se forman de acuerdo a las creencias que tengan los seres humanos desde pequeños.

A ese niño hay que enseñarle que no solo debe defender su derecho, como individuo, sino aprender a defender los derechos de todos, porque hemos sido creados iguales. Enseñarle que la libertad de expresión y de pensamiento es un valor intrínseco del ser humano y, que cuando algún sujeto trata de imponer sus ideas y su manera de ver y entender al mundo, la historia muestra su fracaso. La libertad de expresión y pensamiento es el respeto a las ideas, creencias y formas de vida de los demás, aunque sean diferentes o contrarias a las tuyas. Es aceptar que los seres humanos no somos ni pensamos iguales y que, aun así, podemos cohabitar en armonía. El que critica sin fundamento, registra las cosas negativas y menosprecia las positivas. La batalla se gana sin hostigar ni injuriar a los que no piensan como tú. Cuando aprendemos a tolerar las creencias e ideas que no nos gustan o con las que no estamos de acuerdo, conseguimos vivir en paz con nosotros.

Eso de andar por el mundo desvalorizando lo que Dios creó–la familia– condiciona a las personas. Con sus calumnias solo intentan provocar lástima en los demás y en sí mismos. Defender a la familia, con sus aciertos y desaciertos, es defender a los hijos de ella y, de esta manera, se defiende y se protege a la patria, con rectitud moral, espiritual y humana. Hay que enfocarse a ser mejores personas.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

La procuradora general de la Nación de Panamá, Kenia Porcell, viajó a España, donde sostuvo reuniones de alto nivel en la sede de la Fiscalía General de ese país.
Cortesía/Gabinete de comunicación de la Fiscalía General de España

CASO ODEBRECHT Porcell se reúne con fiscal que coordina rogatorias en España

AEROPUERTO Despega operación de Taeca

Se trata del primer vuelo comercial  e internacional que se realiza desde la terminal aérea colonense.
LA PRENSA/Roberto Cisneros

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

22 Nov 2017

Primer premio

3 5 1 5

BBAC

Serie: 13 Folio: 15

2o premio

4722

3er premio

5119

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código