En directo: Café con La Prensa: Panamá en el podio del crecimiento Ver aquí

INSTANTANEIDAD

El fenómeno Twitter: Xavier Sáez-Llorens

El Twitter se ha convertido en la red social del momento. El fenómeno ha llegado a ser tan popular entre hispanohablantes que la edición XXIII del Diccionario de la Real Academia Española, a presentarse en 2014, incluirá las palabras tuitear, tuiteo, tuit y tuitero. Se introducirá también otro neologismo tecnológico, el vocablo blog, para denotar la presencia de un “sitio web” que incluye, a modo de diario personal, contenidos de interés, actualizados con frecuencia y comentados ávidamente por los visitantes. En este sentido, el Twitter es un sistema de microblogging que permite, en no más de 140 caracteres, informar a amigos, familiares, clientes o seguidores lo que hacemos o pensamos en un determinado minuto. Es una especie de bitácora de nuestras actividades y conjeturas, parloteada con brevedad e instantaneidad.

El Twitter nació en 2006 y en tan solo seis años cuenta con más de 200 millones de usuarios a nivel mundial. La idea surgió en California por su fundador Jack Dorsey, en colaboración con aportes de otros amigos. Se estima que cada día se plasman unos 65 millones de tuits.

Su nombre se originó para reflejar el sonido que podría alertar a los trabajadores de las empresas, a través de dispositivos móviles o computadoras, sobre avisos intrascendentes elaborados en formato de ráfagas cortas. Se pensó en el pío de un pájaro (tweet en inglés) como ruido emblemático. Esta valiosa herramienta ha sido apodada como el “SMS” (short message service o servicio de mensajes cortos) de la internet o como el grafiti del ciberespacio.

Internet ha modificado substancialmente la sociedad en que nos desarrollamos. La cultura analógica y digital ya conviven juntas. Sin duda, lo cibernético acabará imponiéndose y seremos testigos de la desaparición paulatina de periódicos o libros impresos. Las redes sociales son parte integral de ese lenguaje informático que exhibimos en el presente y que será habitual en el futuro. Hasta ahora, el monopolio de la información había estado en manos de oligarquías mediáticas. Los medios son dueños de los procesos de comunicación pública y en contubernio con emporios comerciales, partidos políticos o sindicatos divulgan, omiten, maquillan o manipulan noticias según conveniencias económicas e ideológicas. El Twitter acaba con ese privilegio, reduce el poder del periodismo tradicional, facilita el conocimiento de sucesos por fuentes diversas y propicia la movilización poblacional para enfrentar adversidades o manifestar inconformidades. Toda una nueva dimensión de democracia.

El Twitter rinde otros relevantes beneficios, como conocer en tiempo real la ocurrencia de catástrofes y epidemias en otras regiones del planeta, conseguir donantes de sangre u órganos, buscar humanos y animales desaparecidos o acceder a cursos y seminarios de actualización profesional. Como toda actividad humana, existen también peligros en su utilización. La red está plagada de sujetos que vierten toda clase de improperios y acusaciones, bajo el amparo del cobarde anonimato. No toda la información expuesta se ajusta a la realidad.

Abundan los horrores ortográficos, los que muchas veces se diseminan sin ningún filtro corrector, particularmente si el analfabeta posee numerosos seguidores. Una gran cantidad de políticos de oficio, tanto de oposición como del gobierno, se dedica a alabar sus cualidades, despotricar contra sus competidores y practicar proselitismo electoral. Prolifera la publicidad comercial engañosa.

Para los columnistas, el Twitter nos ayuda a saber cuál es la tendencia temática del momento (trending topic) y poder así escribir sobre preocupaciones de trascendencia y vigencia. Esta semana, por ejemplo, la moda fue comentar la peculiar determinación del gobierno de cerrar las escuelas para ahorrar energía. Los comentarios no tuvieron desperdicio. Resumo lo que leí. Primero, desde hace más de una década se habla de la necesidad imperiosa de implementar políticas energéticas a largo plazo para cuidar cuencas hidrográficas, evitar deforestaciones, incorporar fuentes solares o eólicas alternas y paliar los efectos climáticos cíclicos, cada vez más frecuentes e intensos. El crecimiento económico se traduce, por lógica, en mayor gasto eléctrico. Ninguna administración ha tomado en serio las advertencias. Segundo, resulta paradójico pensar que 30 niños en un salón de clases usan menos electricidad que la sumatoria de cada uno de ellos en el hogar, lugar donde disfrutan entretenimientos audiovisuales múltiples. Su asistencia al plantel podría servir, en todo caso, para concientizarlos en inquietudes ecológicas. Tercero, llamó la atención el carácter súbito de la imposición cuando estas condiciones meteorológicas se suscitan casi anualmente y hay técnicas científicas para su predicción. Habría sido más razonable empezar escalonadamente con racionamientos en casinos, bares, centros comerciales, letreros luminosos, programas televisivos, etc. para después, según la monitorización del consumo, considerar medidas adicionales. El Twitter inmediatamente propagó la frase: “Ahorre energía, no eduque a sus hijos”. Educación y salud son los dos pilares más importantes para el desarrollo de cualquier país y deben ser los últimos en afectarse.

En lo personal, encontré aberrante la decisión de apagar la luz en los centros educativos durante tres días y, paralelamente, prenderla para los tres juegos nocturnos de la final del béisbol. Nuestras autoridades parecen preferir músculos a neuronas. Seremos un país de buenos deportistas y malos estudiantes. Patético. @xsaezll

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

19 Nov 2017

Primer premio

8 0 5 6

CCAA

Serie: 13 Folio: 12

2o premio

9078

3er premio

3785

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código