METRO BUS

´El gran fraude de este quinquenio´: Luis Barría

La verdad es que cuando este gobierno planteó la decisión de, finalmente, acabar con los terribles buses “diablos rojos”, la mayor parte de la población (los usara o no) estuvo 100% de acuerdo en que fuesen suplantados por nuevos transportes denominados “metro buses”.

No obstante, lo que en principio se vislumbró como una solución integral no lo ha sido; más bien pasó a ser un purulento negociado de los dueños de los antiguos “diablos” y los dueños de los nuevos “metros”; esto trajo consigo la implementación apresurada de un sistema de transporte, supuestamente, beneficioso para toda la población, sin siquiera haber construido las paradas especiales ni los carriles exclusivos y necesarios para su funcionamiento, solo por querer “presumir una supuesta promesa cumplida”, forzando así su funcionabilidad, para nada acorde con nuestras calles actuales.

A todo esto se ligan un sinnúmero de escándalos y grandes negociados, con plata proveniente de las arcas del Estado, que involucran desde altas figuras de palacio hasta un gran número de antiguos dueños de buses o miembros de directivas de piqueras en pleitos legales que ahora inundan los tribunales de este país.

Ahora bien, lo anterior hubiera sido inocuo si el problema de fondo se hubiera resuelto, es decir, tener un transporte público más humano para nuestra población. Lamentablemente, se ha transformado en algo completamente inicuo, porque en medio del negociado y de la indemnización estatal a cualquier dueño de una chatarra vieja que pareciera bus, quienes han sido muy perjudicadas son las personas que, se suponía, deberían ser las mayores beneficiadas, es decir, los usuarios de las áreas periféricas de la ciudad.

Preguntémonos lo siguiente: ¿Por qué las chatarras han sido tiradas en un área tan apartada como Veracruz? y ¿por qué el actual gobierno, aceleradamente, quiere “chatarrear” estos buses antes de que llegue un nuevo gobierno y se dé cuenta de que la mayoría de esos supuestos transportes públicos que fueron indemnizados no son más que hierros inservibles.

Qué ha ocurrido, en realidad, es la pregunta que todos nos hacemos.

En verdad, lo que ocurrió fue que en la mayoría de las áreas de Panamá norte, por ejemplo, rutas enteras han sido indemnizadas y, por ende, sacadas de circulación, sin que hasta la fecha (más de un año ha pasado) hayan entrado en funcionamiento un solo metro bus; en consecuencia, las personas que serían beneficiadas han salido perjudicadas. Estos usuarios tienen más de un año sin transporte público o, mejor dicho, sin el transporte de calidad que este gobierno prometió. Es decir, hasta el momento, el remedio ha sido peor que la enfermedad, porque ahora los usuarios gastan más dinero para pagar el costo de los taxis, ante la falta de buses. Además, los poquísimos buses que aún prestan el servicio se dan el lujo de viajar por el corredor, no utilizan la ruta normal, por lo que el pasaje ha subido y, para colmo, los metro buses que, supuestamente, entrarán (nadie sabe cuándo) a reemplazar a los antiguos, no circularán por las rutas por donde pasaban los “diablos rojos”.

La verdad es que cuando se dirige el Estado y se establece una política para mejorar el transporte público, dicha medida no debe ser netamente decorativa, es decir, tener los buses andando solo para que los extranjeros o los que no los utilizan digan que se ven “más elegantes”, eso es ridículo y es lo único que se ha logrado hasta ahora, aunque de forma limitada.

La verdad es que cualquiera que tenga un solo dedo de frente entiende que la política de cambiar el transporte público no es decorativa, es una decisión que implica un sistema mucho más complejo y que se debe establecer con coherencia y organización; más que de transportar personas, debe ser una manera de mejorar la calidad de vida de los usuarios. Sin embargo, esto no se ha logrado, solo basta darse una vuelta por cualquier comunidad del área de Panamá norte (desde Villa Zaíta hasta Chilibre) y hablar con algún morador que utilice el transporte público y se darán cuenta del sufrimiento al que están sometidas estas pobres poblaciones, por la falta de visión y organización.

En verdad les digo que para todas las comunidades del área norte de la capital el metro bus dejó de ser un bonito sueño para convertirse en una verdadera pesadilla, y todos concluyen que ha sido “el gran fraude de este quinquenio”.

Comentarios

Cerrar

La función de comentar está disponible solo para usuarios suscriptores. Lo invitamos a suscribirse y obtener todos los beneficios del Club La Prensa o, si ya es suscriptor, a ingresar.

Suscríbase gratis por 30 días Prueba
Adquiera un plan de suscripción Suscríbase
Cerrar

Por favor introduzca el apodo o nickname que desea que aparezca en sus comentarios:

Comentar 0 comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Corporación La Prensa, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Loteria nacional

20 Nov 2019

Primer premio

4 1 8 9

DDDB

Serie: 8 Folio: 7

2o premio

8025

3er premio

4855

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código