LAS MALVINAS

Una guerra vista desde Japón: Julio Toro Lozano

Ahora que el tema de las Falklands o Malvinas ha vuelto a ser mencionado en Panamá, he recordado la guerra de las Malvinas en 1982, estudiaba en la Facultad de Medicina de la Universidad de Nagasaki, Japón. Entre los becarios predominaba el grupo caucásico anglosajón, los latinoamericanos estábamos en una gran desventaja. La mayoría apoyó instantáneamente a Inglaterra y los latinoamericanos fuimos identificados como “argentinos”, así que de pronto ocupé el sitio de defender un concepto del cual desconocía todo. Para quienes me consideraban rioplatense o gaucho, eso fue confirmado luego de la vibrante defensa de la posición argentina que en la ONU presentó la delegación panameña a través de su vocero en el Consejo de Seguridad, el Dr. Jorge Illueca, quien salvaguardó el concepto argentino con el fervor de defender una causa panameña. En ese Consejo de Seguridad, Panamá fue el único país que votó en contra de la Resolución 502 del 3 de abril de 1982 en la que se exigía la retirada de las tropas argentinas de las islas en disputa.

Para el Gobierno japonés, la guerra de las Malvinas tenía varios puntos de interés y seguimiento. Dado el conflicto con la URSS por las Kuriles, les interesaba ver cómo se defendía, diplomática y militarmente, en una guerra moderna, una isla; eran y son aliados de la Gran Bretaña, y al mismo tiempo les interesaba la suerte de los soldados “niseis”, argentinos de origen japonés, a quienes las agencias de televisión japonesa les brindaron un seguimiento casi personalizado. En Japón, las noticias más que diarias eran horarias; las fotos de las acciones bélicas eran discutidas en la televisión en detalles y las entrevistas con los soldados eran desgarradoras.

La población japonesa veía en Argentina un amigo, de aquellos con que uno cuenta en las malas. Ese país había aceptado a muchos japoneses cuando ellos lo necesitaron y durante la Segunda Guerra Mundial en Argentina los japoneses no fueron hostilizados. Al finalizar la guerra, la Fundación de Ayuda Social María Eva Duarte de Perón envió toneladas de víveres al Japón. Para los japoneses de la post guerra, de la miseria generalizada, el primer barco con comida que había llegado a tierras niponas venía de Argentina.

Sobre el conflicto de las Malvinas, en la ONU Japón apoyó a Gran Bretaña, pero se vio forzado a no imponer sanciones contra Argentina, como hicieron otros aliados de Inglaterra, porque en su momento varias organizaciones civiles de inmigrantes japoneses en el exterior hicieron pública la relación de amistad y de favores, recordaron la deuda histórica y moral que tenían con el país sudamericano. En oriente, las deudas y favores generalmente no terminan de pagarse.

Para gente de honor, en un país de honor, tener dos amigos en guerra es un gran problema.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

22 Nov 2017

Primer premio

3 5 1 5

BBAC

Serie: 13 Folio: 15

2o premio

4722

3er premio

5119

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código