hoyporhoy_2011-10-22

En febrero pasado, la Asamblea Nacional aprobó aquellas reformas al Código Minero que el Presidente de la República había prometido a los gobiernos de Corea y Singapur para abrirles la puerta, en ese momento cerrada, a la explotación de nuestros recursos minerales.

Un mes después, y como consecuencia de la valiente y decidida lucha del pueblo ngäbe buglé, el mandatario tuvo que dar marcha atrás, derogar lo aprobado y prometer un diálogo con los indígenas. Ahora, a tambor batiente –como en los mejores días de la dictadura militar– se insiste en la reforma rechazada tanto por los indígenas, como por una amplia mayoría que así lo ha expresado en las encuestas.

Desde la pasada administración, grupos ambientalistas, científicos y ciudadanos en general pidieron una moratoria minera que permita analizar con rigor si a Panamá –a todos los panameños– le conviene una actividad considerada la más contaminante del planeta. La indiferencia de Martín Torrijos se ha transformado en autoritaria soberbia con Ricardo Martinelli. Grave error.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

carretera entre Santa Fe y Calovébora ‘La conquista del Atlántico’

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

10 Dic 2017

Primer premio

1 7 9 9

CAAB

Serie: 10 Folio: 14

2o premio

6088

3er premio

4097

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código