hoyporhoy_2011-11-01

En democracias consolidadas, el Legislativo es contrapeso eficaz en el desempeño institucional del Estado. En tales democracias no cualquiera incurre en la temeridad de aspirar a la gestión parlamentaria sin credenciales respetables. Esto a cuenta del papel ingrato de la Asamblea Nacional en el período legislativo concluido.

Más allá de haber dejado asuntos de importancia sin atender, y que no haya aportado a la normativa del país leyes recordables, su desempeño ha puesto en evidencia las flaquezas de nuestro sistema de gobierno.

Porque una democracia vigorosa cuenta con legisladores guiados por principios políticos y valores éticos intransables.

Legisladores así –del partido gobernante o de oposición– no endosan ni resignan el mandato recibido de sus electores. Imbuidos de democracia verdadera, no responden al Ejecutivo, porque no fueron elegidos para cogobernar sino para generar leyes. Salvo excepciones, los actuales diputados han contribuido, y mucho, con el desprestigio que la política local acumula, y con el desinterés que su ejercicio provoca entre nuestra juventud.

Comentarios

Cerrar

La función de comentar está disponible solo para usuarios suscriptores. Lo invitamos a suscribirse y obtener todos los beneficios del Club La Prensa o, si ya es suscriptor, a ingresar.

Suscríbase gratis por 30 días Prueba
Adquiera un plan de suscripción Suscríbase
Cerrar

Por favor introduzca el apodo o nickname que desea que aparezca en sus comentarios:

Comentar 0 comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Loteria nacional

22 Abr 2018

Primer premio

9 2 7 7

CBCB

Serie: 21 Folio: 7

2o premio

6804

3er premio

2770

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código