hoyporhoy_2011-11-18

La nueva “ley zanahoria” sobre el consumo de licor en centros de entretenimiento nocturnos merecería una oportunidad. Es innegable que el alcohol plantea una amenaza al bienestar colectivo, porque propicia conductas de riesgo que van desde manejo descuidado hasta violencia callejera.

Pero, como toda medida regulatoria, no faltan los escollos. En primer lugar está el grupo de los que se agitan en la industria del entretenimiento.

Esgrimen argumentos de fondo y forma que habría que analizar, tomando en cuenta que los mueve el legítimo derecho, y a la vez el particular interés de obtener el máximo retorno a su inversión.

En segundo lugar están los gestores de la medida, porque al pasarla sin una campaña que promueva un cambio cultural, sin definir sanciones y sin crear mecanismos de vigilancia, le han quitado toda posibilidad de mostrar sus bondades.

Comentarios

Cerrar

La función de comentar está disponible solo para usuarios suscriptores. Lo invitamos a suscribirse y obtener todos los beneficios del Club La Prensa o, si ya es suscriptor, a ingresar.

Suscríbase gratis por 30 días Prueba
Adquiera un plan de suscripción Suscríbase
Cerrar

Por favor introduzca el apodo o nickname que desea que aparezca en sus comentarios:

Comentar 0 comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Loteria nacional

22 Abr 2018

Primer premio

9 2 7 7

CBCB

Serie: 21 Folio: 7

2o premio

6804

3er premio

2770

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código