hoyporhoy_2012-01-07

Unos 60 mil niños y adolescentes deben trabajar para que ellos y sus familias puedan comer. Es una realidad humillante para un país narcisista, que mide el progreso en la altura de sus edificios. Y más ofensivo es saber que la mayoría de esos trabajadores labora en las áreas rurales, y muchos de ellos y otros más ganan menos de 100 dólares al mes.

El riesgo es mayor para los jóvenes y niños de la ciudad, que deben afrontar numerosos peligros. La suerte de estos niños parece echada si consideramos el hecho de que, dedicados al trabajo como están, muchos de ellos no van a la escuela o al colegio, con lo cual seguirán en el círculo de pobreza en el que están condenados, a menos que las autoridades empiecen a enfrentar las causas de este fenómeno.

Y aunque las cifras indican que la cantidad de jóvenes que trabajan está bajando, es necesario acelerar el proceso, y así evitar que 60 mil personas se conviertan, en un futuro no tan lejano, en potenciales personas pobres, porque de jóvenes no tuvieron una oportunidad.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

19 Nov 2017

Primer premio

8 0 5 6

CCAA

Serie: 13 Folio: 12

2o premio

9078

3er premio

3785

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código