hoyporhoy_2012-01-14

Los concursos públicos, en los que varios actores compiten por ofrecer mejor precio o valor, tienen como objetivo velar por los intereses del Estado y, por ende, de los ciudadanos.

Sin embargo, la flexibilización de la Ley de Contrataciones Públicas so pretexto de agilizar las compras y, sobre todo, la falta de ética en el actuar de muchos funcionarios, ha convertido dichas contrataciones en la ocasión perfecta para, literalmente, robarles a los contribuyentes.

Funcionarios depredadores violentan los procedimientos para favorecer a amigos, familiares y allegados políticos; fragmentan proyectos para hacer compras directas; y aceptan sobreprecios insólitos, sin que la Contraloría ni el Ministerio Público les pongan freno.

El recién expuesto caso de alquiler de camiones recolectores de basura por parte de la Autoridad de Aseo Urbano y Domiciliario es un claro ejemplo de ello. Todo parece indicar que, gracias a esta nueva institución, unos cuantos sinvergüenzas del gobierno, en consorcio con sus pares de la empresa privada, han hecho pequeñas fortunas que gente honesta no logra hacer en una vida de trabajo. Mientras tanto, la basura se sigue acumulando en los barrios.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

19 Nov 2017

Primer premio

8 0 5 6

CCAA

Serie: 13 Folio: 12

2o premio

9078

3er premio

3785

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código