hoyporhoy_2012-02-21

Transcurre el Carnaval, ese tiempo en nota de jolgorio que, según se dice, es lo único que los panameños nos tomamos en serio. Tal vez no sea para tanto, pero la verdad es que sí constituye un paréntesis en el cual estacionamos, por así decirlo, lo más importante, para dar paso al escapismo colectivo.  

En cuanto a la celebración oficial, queda claro que una vez desembarazado del incómodo alcalde, esta vez el Gobierno ha dispuesto más recursos para asegurar que la atención ciudadana se desplace de los asuntos que minan su popularidad hacia los fastos circenses. Es solo cuestión de ganar tiempo y aprovechar aquello de la fragilidad de memoria de los panameños.  

Lo importante es que sigamos viviendo la fiesta en paz y que cada cual ponga voluntad para evitar los excesos, esos malos momentos que siempre terminan por abochornar en ocasiones como esta. Es casi seguro que una regla tan sencilla les ahorrará a muchos los sinsabores de una resaca amarguísima.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

22 Nov 2017

Primer premio

3 5 1 5

BBAC

Serie: 13 Folio: 15

2o premio

4722

3er premio

5119

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código