hoyporhoy_2012-06-02

La gestión de Ricardo Martinelli como jefe del Ejecutivo ha descendido a un nivel que evidencia el descontento ciudadano, a pesar de que esta administración ha hecho más inversiones que ninguna otra. Por ejemplo, ha implementado un nuevo sistema de transporte (que incluye nuevos buses y un Metro); trabaja en el ordenamiento vial de la ciudad capital; construye y ensancha carreteras; edifica hospitales y ha creado toda suerte de subsidios, pasando por el de vejez y electricidad, sin contar el que pretende crear, llamado “ángel guardián”.

Con tanto haber político a su favor, ¿por qué el Presidente tiene tan mala imagen? La respuesta es sencilla: muchas de sus inversiones han estado ligadas a escándalos; este gobierno, como ningún otro, ha pisoteado la institucionalidad, su tolerancia a la crítica es casi nula; el comportamiento de algunos de sus ministros ha merecido su despido, pero los defiende como si en ellos descansara el respeto a su gobierno.

Y, sobre todo, el Presidente prometió un cambio. Pero en nada se ha diferenciado de sus antecesores, salvo en que lo ha hecho mucho peor. La corrupción en este gobierno no es la excepción, es la norma. Por eso su popularidad seguirá cayendo al abismo.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

19 Nov 2017

Primer premio

8 0 5 6

CCAA

Serie: 13 Folio: 12

2o premio

9078

3er premio

3785

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código