hoyporhoy_2012-11-24

Una vez más el gobierno de Ricardo Martinelli demuestra que la improvisación es una de sus maneras de hacer, y que ensayo y error valen a la hora de gestionar un país. Hasta hace poco menos de cinco meses la Autoridad Aeronáutica Civil se encargaba de la administración de los aeropuertos domésticos de David, Colón y Río Hato.

Sin embargo, sin mayor sustentación e invocando vaguedades, a través de un decreto ejecutivo el mandatario y su ministro de Economía y Finanzas transfirieron el control de los activos y pasivos de dichas terminales a Tocumen S.A., la empresa estatal que administra el principal aeropuerto del país.

No hubo en esa ocasión ni objeciones ni protestas que obligaran al gobernante a reversar, como en los casos de la reforma laboral, la minería, la venta de acciones y tierras estatales, o la más reciente rebaja de aranceles. Se suponía que esta vez todo era resultado de planificación acertada y decisión sostenida. Error.

Ahora echan para atrás, porque descubren que Tocumen no puede hacer la tarea –¿o surgió otro negocio?– y salen a buscar fórmulas como la de la concesión. Ensayen. En una de esas, aciertan.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Conquista

La Prensa en alianza con el Pulitzer Center invita a sus lectores a una experiencia inédita de periodismo transmedia. Una historia sobre la costa Atlántica que pone en cuestionamiento qué tipo de desarrollo queremos para nuestro país. Haga clic en la foto.

Por si te lo perdiste

periplos alrededor del mundo Corte Suprema, una agencia de viajes

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

13 Dic 2017

Primer premio

0 4 5 4

DAAD

Serie: 7 Folio: 1

2o premio

1238

3er premio

1041

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código