hoyporhoy_2013-03-07

Pudo el Presidente abstenerse de firmar el pacto electoral promovido por la Iglesia católica y allí, con toda la importancia que ello tiene, pero sin más tampoco, hubiese quedado todo.

Solo que como siempre pretende decir la última palabra, lo ha hecho para señalar que si por 200 años la democracia de Estados Unidos ha funcionado, la nuestra –pese a sus escasas décadas– no tiene porqué ser menos.

De paso obsequia a todos cuantos ayer suscribieron el convenio una lección evangelizadora con sello dogmático, acerca de lo que él y el oficialismo entienden por la verdad, y en vías de descalificar el esfuerzo de los obispos da por entendido que estos, la sociedad civil y los medios de comunicación se aprestan a ser cómplices del proceder artero de los partidos que competirán por el poder con Cambio Democrático en la próxima justa comicial.

Además, y es algo que al parecer no le advierten sus asesores, se ha convertido en rehén de su discurso sobre la verdad, porque los países siempre esperan de sus mandatarios la primera voz de concordia y convivencia; no el primer llamado a zafarrancho.

Así que Panamá confía, señor Presidente; honre usted su palabra de ser más demócrata que ninguno, y que la carga inicial para descarrilar las próximas elecciones no parta de usted mismo ni de las filas oficialistas. Como se le recordó el primer día de su gobierno: que la patria se lo reconozca; o se lo demande.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

19 Nov 2017

Primer premio

8 0 5 6

CCAA

Serie: 13 Folio: 12

2o premio

9078

3er premio

3785

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código