hoyporhoy_2013-04-02

El despilfarro de recursos estatales en obras de poca trascendencia es una marca patentada de la administración Martinelli. La última perla, como si de un juego se tratara, la ha sacado de la chistera el Instituto Panameño de Deportes al contratar –de manera directa y bajo el disfraz de urgente– a una empresa por $76 mil para restaurar el palco presidencial en el estadio Rommel Fernández.

El descaro cobra notoriedad ya que hace poco menos de tres años este coliseo fue remodelado a un costo de $28 millones. Utilizar el momento que vive la selección de fútbol de Panamá, so pretexto de que el Presidente debe contar con un espacio para brindar buena imagen a sus invitados, es una mentira del tamaño del estadio. Las especificaciones de la obra, bar por cierto incluido, son una muestra de que poner los intereses de los panameños por delante de los personales solo fue un eslogan de campaña.

Mientras los atletas deben mendigar recursos para representar al país en los torneos internacionales, el jerarca del deporte se gasta el poco presupuesto que tiene la institución en complacer a su jefe. ¡Digno de una medalla de cobre!

Comentarios

Cerrar

La función de comentar está disponible solo para usuarios suscriptores. Lo invitamos a suscribirse y obtener todos los beneficios del Club La Prensa o, si ya es suscriptor, a ingresar.

Suscríbase gratis por 30 días Prueba
Adquiera un plan de suscripción Suscríbase
Cerrar

Por favor introduzca el apodo o nickname que desea que aparezca en sus comentarios:

Comentar 0 comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Loteria nacional

17 Jun 2018

Primer premio

7 4 7 8

CBAB

Serie: 15 Folio: 9

2o premio

7722

3er premio

6637

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código