hoyporhoy_2013-11-25

La llegada de un nuevo colectivo político es saludable para la democracia, en la medida en que sea expresión genuina de un sector de la sociedad y no producto de quienes puedan buscar representatividad a través de terceros.

La formalización legal de un partido conlleva acatar las reglas que imperan para los ya establecidos, así como ampliar la oferta electoral con propuestas que enriquezcan el juego democrático.

También implica renunciar a la crítica lastimera contra el sistema y, en cambio, trabajar con denuedo para mejorarlo. Al caso concreto: el arribo del Frente Amplio por la Democracia a la escena partidista local debe significar todo eso, así como factor de contrapeso frente a los exabruptos del poder de turno.

O pesa todo esto en el nuevo partido, incluso para ampliar el caudal de su membresía, o su legalización quedará en mera anécdota.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

19 Nov 2017

Primer premio

8 0 5 6

CCAA

Serie: 13 Folio: 12

2o premio

9078

3er premio

3785

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código