hoyporhoy_2014-01-29

Las pretensiones del Sindicato Único de Trabajadores de la Construcción y Similares en las negociaciones de la convención colectiva que adelanta con la Cámara Panameña de la Construcción son sencillamente excesivas y desproporcionadas.

Los aumentos y prestaciones que solicitan, acabarían con una industria pujante de la que dependen más de 160 mil personas y sus familias.

No cabe duda de que el costo de la vida ha aumentado, en gran parte por la inflación, y que las peticiones de estos trabajadores quizá sean justas en la mayoría de los casos, pero no por ello deben adoptar posturas extremas.

Ello sin contar que, aumentos como los que pretenden, agravarán aún más la galopante inflación. Panamá está en deuda con los obreros de la construcción que gracias a ellos, el progreso ha sido posible para millones de personas.

Pero no pueden poner contra la pared a todo aquel que busca una casa o quiere establecer un negocio o servirse de las obras del Estado. Nadie gana cuando la intransigencia se impone en una negociación.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

FONDOS Banda musical hace recolecta para viajar a Pasadena

La banda está integrada por 250 estudiantes.
Especial para La Prensa/Vielka Corro Ríos

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

15 Nov 2017

Primer premio

4 7 2 9

BABB

Serie: 20 Folio: 11

2o premio

5026

3er premio

9314

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código