hoyporhoy_2014-02-03

En el país de los contrasentidos, tenía que ser. Una instancia de la Corte Suprema de Justicia reconoce, y por lo tanto manda, que una entidad del Estado, en virtud de su marco legal y jurisdicción, está autorizada a proceder para salvaguardar los humedales del país, amenazados como todo espacio del territorio nacional por la voracidad de los amigos del gobierno del cambio.

Aplauso, alguien en el reino hace lo que tiene hacer, en este caso, la Corte. Pero la aludida, ahora hablamos de la Autoridad Nacional del Ambiente, en vez de proceder en consecuencia y a la vez blindar su accionar con el respaldo de aquella instancia, decide de buenas a primeras reducir la extensión del humedal origen de tal pronunciamiento.

Claro que también se entiende. Durante este régimen esa oficina –lo de institución le queda grande como a otras– solo ha servido para facilitar negocios a los que sabemos, o para proteger a los que desde Palacio se ordena resguardar.

Parece increíble que todos los que se prestan a esto imaginen que algo tan torcido va a durar para siempre. Tal vez no.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

19 Nov 2017

Primer premio

8 0 5 6

CCAA

Serie: 13 Folio: 12

2o premio

9078

3er premio

3785

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código