hoyporhoy_2014-02-07

“Las partidas discrecionales serán reducidas y convertidas en un fondo especial para la atención de emergencias y desastres...”.

Eso nos prometió Ricardo Martinelli en su plan de gobierno que pomposamente llamó “El verdadero cambio”, compromiso que ubicó en un capítulo aun más presuntuoso: “Lucha contra la corrupción”, justo al lado de una promesa que resultó ser otra broma pesada, de las que tanto gustan al gobernante: “Serán eliminados el Fondo de Inversión Social [que mimetizó en algo aun peor: el Programa de Ayuda Nacional] y la partida presupuestaria del Despacho de la Primera Dama”.

Solo buscaba los votos y los consiguió como lo hacen los políticos que tanto criticó: con engaños y mentiras. Si eso fuera poco, Martinelli ha gastado –cuando le resta medio año de gobierno– casi 50 millones de dólares, el equivalente al monto combinado de las partidas discrecionales de sus dos predecesores.

Pudo ser un estadista, superar la política tradicional, pero eligió ser el peor Presidente de los últimos 40 años.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

FONDOS Banda musical hace recolecta para viajar a Pasadena

La banda está integrada por 250 estudiantes.
Especial para La Prensa/Vielka Corro Ríos

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

15 Nov 2017

Primer premio

4 7 2 9

BABB

Serie: 20 Folio: 11

2o premio

5026

3er premio

9314

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código