hoyporhoy_2014-02-27

Los escándalos por la venta y cesión de tierras nacionales no acaban. Lo que ha pasado con Taboga y varias islas que han sido vendidas por concejales de ese municipio es solo un ejemplo más.

La Autoridad Nacional de Administración de Tierras (Anati) tiene tantos problemas como el Programa de Ayuda Nacional.

La verdad es que ambas instituciones merecen ser cerradas y sus operaciones auditadas seriamente. Son focos de escándalos que, lejos de disminuir, aumentan con el correr del tiempo.

La actitud del alcalde de Taboga y la camarilla de ediles que se reunieron con los residentes de la isla cuando se trató el tema de la venta de terrenos en ese y otros territorios insulares fue en extremo intimidatoria e irrespetuosa.

Ellos son simples funcionarios que deben rendir cuentas de sus actuaciones. No son los dueños de las tierras ni pueden amenazar a sus electores.

Pero lo hacen porque han logrado controlar el Órgano Judicial y así se han garantizado impunidad absoluta. Entretanto, la Anati guarda un silencio que resulta sospechoso, y no es para menos. El pasado de esta entidad habla por sí solo y evidencia su descontrol en estos asuntos.

Comentarios

Cerrar

La función de comentar está disponible solo para usuarios suscriptores. Lo invitamos a suscribirse y obtener todos los beneficios del Club La Prensa o, si ya es suscriptor, a ingresar.

Suscríbase gratis por 30 días Prueba
Adquiera un plan de suscripción Suscríbase
Cerrar

Por favor introduzca el apodo o nickname que desea que aparezca en sus comentarios:

Comentar 0 comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Corporación La Prensa, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Loteria nacional

19 Sep 2018

Primer premio

7 4 7 2

CBBA

Serie: 5 Folio: 5

2o premio

8555

3er premio

0439

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código