hoyporhoy_2014-05-18

Tras la derrota en las urnas el pasado 4 de mayo, que supuso un freno a su solapada intención reeleccionista, el presidente Ricardo Martinelli sigue jugando al despiste y a remover las aguas para crear zozobra innecesaria en el país. Lo hizo con el anuncio contradictorio sobre el monto del pasaje del Metro y, ahora, cuando los panameños se disponían a un fin de semana apacible, el gobernante se despacha un llamado a sesiones extraordinarias a la Asamblea Nacional para discutir 22 proyectos de ley y varias ratificaciones de figuras adeptas a su gobierno.

El mandatario debe saber que el Legislativo –con un rol menos fiscalizador y más genuflexo a sus deseos– reportó una escasa productividad de enero a abril (nueve proyectos aprobados en tercer debate), por lo que esta convocatoria en los últimos días de su administración huele a triquiñuela. El Presidente aducirá su facultad constitucional para ello y le asiste la razón.

Sin embargo, este llamado a los diputados, muchos derrotados y otros con resaca electoral, resulta inconveniente y solo deja en evidencia que, al jefe del Ejecutivo, el resultado de los comicios lo mantiene obnubilado.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

19 Nov 2017

Primer premio

8 0 5 6

CCAA

Serie: 13 Folio: 12

2o premio

9078

3er premio

3785

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código