hoyporhoy_2014-05-23

Combinados, el poder y la soberbia llevan a la ceguera absoluta que deviene en justificación de toda arbitrariedad que se cometa, por cuanto la impunidad se da por anticipada. Es lo que algunos gobernantes creen, pero terminan defraudados.

El último en saberlo, el guatemalteco Alfonso Portillo (2000-2004), condenado a más de cinco años de prisión en Estados Unidos por blanqueo de capitales.

La lista se engrosa año tras año de manera aleccionadora con mandatarios que surgidos de elecciones democráticas, no solo estimulan la corrupción por diversas prácticas, sino que ellos mismos las encabezan con denuedo, convencidos de salir de ello libres de polvo y paja.

Pero un día la risa se les convierte en mueca y como cualquier ladrón dan con sus huesos en la cárcel.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

CENTRO DE CONEXIONES AÉREAS DE TOCUMEN China, un reto para el turismo panameño

Aeropuerto Internacional de Tocumen Mitradel ordena arbitraje entre Copa Airlines y sindicato

Los empleados se mantuvieron fuera de sus puestos.
LA PRENSA/Alex E. Hernández

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

22 Nov 2017

Primer premio

3 5 1 5

BBAC

Serie: 13 Folio: 15

2o premio

4722

3er premio

5119

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código