hoyporhoy_2014-09-08

Aquí las desgracias se anuncian e igual no pasa nada. Se advirtió del riesgo de experimentar con la seguridad ciudadana dotando a la Policía Municipal de armas eléctricas, pero se insistió que era lo último en ese campo y que el país no podía quedarse rezagado sin adquirirlas.

De paso esto representó un pingüe negocio para algún amigo del gobierno que ya no es, o alguien las vio en un catálogo, se declaró informado y a repartir pistolitas para combatir a delincuentes que, además de sabérselas todas, también tienen lo suyo en instrumentos para matar.

Esto sin que se conozca acerca del entrenamiento que recibieron los autorizados para dispararlas, aspecto que como se ha visto bien puede ser el punto más débil en la utilización de este tipo de “disuasivos”.

Dado que en la administración pasada ningún funcionario y mucho menos los de jerarquía mayor sentían responsabilidad alguna para aclarar asuntos así, es de esperar que las nuevas autoridades revisen a fondo algo que, como esto, bien puede acabar por generar más muertes, antes que ofrecerle seguridad a sus ciudadanos.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

carretera entre Santa Fe y Calovébora ‘La conquista del Atlántico’

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

10 Dic 2017

Primer premio

1 7 9 9

CAAB

Serie: 10 Folio: 14

2o premio

6088

3er premio

4097

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código