PODER CIUDADANO

La importancia del voto gris: Alberto Valdés Tola

Aunque en algunas sociedades ya se empieza a hablar sobre el voto gris y sus posibles repercusiones electorales, en Panamá aún se percibe al adulto mayor como una suerte de ciudadano residual, cuya importancia política es casi efímera e irrelevante para acceder al poder. Por ende, su supuesta implicación en los comicios electorales no se toma del todo en cuenta.

No obstante, vale la pena recordar que el informe del 2010 de la Universidad de Vanderbilt sobre la cultura política de la democracia en Panamá sostiene, dentro de sus hallazgos, que el comportamiento electoral tiende a aumentar con el paso de los años. Así, aunque la población mayor sea relativamente menor a la proporción de jóvenes, estos últimos no reflejan gran interés en la participación electoral.

Quizás para algunos analistas la situación del adulto mayor, como agente sociopolítico de relevancia en Latinoamérica, sea cuestionable porque este grupo etario es, numéricamente, casi insignificante en muchos países, a diferencia de Europa, en donde la pirámide poblacional describe la existencia de sociedades envejecidas. No obstante, los datos demográficos nacionales e internacionales reflejan que la sociedad panameña, lejos de lo que se pudiera creer, ya empezó un proceso de envejecimiento, al igual que otros países de la región (Costa Rica, Argentina, Uruguay y Cuba). Por ende, los adultos mayores no deben percibirse como ciudadanos de segunda clase, sino como los verdaderos promotores sociopolíticos del futuro próximo.

Esta inminente constelación demográfica propone una cosmología política importante para estas personas, obligando a los partidos y candidatos presidenciales a orientar algunas de sus propuestas de campaña política, a proponer la elaboración y aplicación de mayores y mejores planes sociales dirigidos a ellos. Esto no solo implica su reconocimiento insoslayable, en términos de derechos humanos, ciudadanía e inclusión social, sino que describe el escenario de un evidente proceso de democratización y modernización de las instituciones que determinan su bienestar social y político. En aquellas sociedades que le dan la debida relevancia sociopolítica, se observa no solo el desarrollo de políticas gerontológicas y geriátricas cónsonas con su realidad social, sino la plena incorporación de sus demandas en los planes y consideraciones político-partidistas y gubernamentales. De hecho, en esos países no es extraño hablar del “poder gris”, porque integran un grupo de interés y de presión significativo, no solo por su cantidad sino por su influencia y beligerancia desde la sociedad civil.

Lamentablemente, en Panamá, y a pesar de algunas aproximaciones y esfuerzos institucionales muy focalizados e incipientes relacionados con el bienestar social de los adultos mayores, aún no existe una concienciación del rol sociopolítico que jugarán en los próximos años. Hacer oídos sordos a sus demandas es una clara señal de anacronismo e ignorancia política.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Conquista

La Prensa en alianza con el Pulitzer Center invita a sus lectores a una experiencia inédita de periodismo transmedia. Una historia sobre la costa Atlántica que pone en cuestionamiento qué tipo de desarrollo queremos para nuestro país. Haga clic en la foto.

Por si te lo perdiste

periplos alrededor del mundo Corte Suprema, una agencia de viajes

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

13 Dic 2017

Primer premio

0 4 5 4

DAAD

Serie: 7 Folio: 1

2o premio

1238

3er premio

1041

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código