EL MALCONTENTO

De impunidad y confianza: Paco Gómez Nadal

RAC. RAC.
RAC.

Uno de los factores determinantes que merma la confianza de la ciudadanía en la institucionalidad es la sensación de impunidad. Y la impunidad nos habla de un sistema de justicia no solo ineficiente sino, fundamentalmente, no equitativo.

El principio de justicia igual para todas y todos con base en unas leyes en las que ya no tenemos casi incidencia –por la sacrosanta delegación de nuestra capacidad política en los diputados– debería ser la última barrera de la democracia social, el único elemento al que no podemos renunciar, la garantía jurídica ciudadana.

En unas sociedades cada vez más cainitas, en las que se garantiza la seguridad jurídica de las empresas a costa de la de los ciudadanos, la única apuesta por el adecentamiento ético general es la de la justicia.

En Panamá se ha demostrado con amplitud en el caso del fuero electoral. La débil democracia panameña ha conseguido una nueva oportunidad de rearmarse gracias a que el Tribunal Electoral logró mantener la serenidad y garantizó las reglas mínimas del juego de las urnas. No debería sorprendernos, porque es su trabajo; pero en unas instituciones gangrenadas por el clientelismo y por los intereses privados, lo cierto es que cuando una institución aguanta la arremetida, merece un homenaje.

Ahora le toca el turno a la justicia ordinaria. El goteo incesante de escándalos de corrupción ligados con el gobierno del señor de las arandelas (caro Ricardo) puede aumentar aun más la desafección frente a lo público si la justicia no demuestra que tiene capacidad para juzgar y condenar a los que entraron como entraron y salieron con lo nuestro.

De momento son ministros y altos cargos del Gobierno. Deberá llegar el turno para quien manejó el país como una finca y a su gobierno como una familia mafiosa en la que las lealtades se recompensaban con plata y las traiciones se castigaban con la DGI.

No basta con que los medios de comunicación saquen a la luz los casos. No podremos sentirnos tranquilos con que se abran investigaciones que se eternicen en las gavetas de la politiquería. Para que se sepa la verdad, paso previo al de la justicia, será necesario que se conjuguen varios elementos. Por un lado, la determinación del actual gobierno, que no debe olvidar sus compromisos de campaña y que debe aportar toda la información posible a los órganos de investigación y judicialización con la máxima celeridad. Por otro, será necesario que por fin haya al frente de la Procuraduría alguien honesto y comprometido con la nación. Es casi una tarea de superhéroe entrar en un órgano que fue dinamitado desde dentro por la gente de Martinelli y reconvertirlo en una institución al servicio de la verdad. Por último, en esta carta al Niño Dios, sería imprescindible contar con jueces valientes, sin miedo a pisar los callos de algunos de los 100 primos y con la rapidez necesaria para que los procesos no nos narcoticen más de lo que ya estamos. Solo cuando se sepa la verdad y se vea entrar a la cárcel a los primeros políticos corruptos, la justicia podrá empezar a reconstruir la confianza perdida en un órgano que mantiene personas privadas de libertad sin juicio, o que condena con dureza al ladronzuelo y da una palmada en la espalda a la casta de los que nos roban.

No es la primera vez que un gobierno entrante promete mano dura contra la corrupción. Todos los anteriores nos han decepcionado. En esta administración, toca pedir el compromiso real del Ejecutivo y Judicial para dar algunos pasos en la buena dirección. Pero, al tiempo, es perentorio que este gobierno, haga lo que haga, dé señales de transparencia y probidad hasta ahora inéditas en el país.

Si la impunidad para los que saquean el país desde hace varios siglos sigue siendo la costumbre, la desconfianza en la institucionalidad será el principio de la enfermedad que carcomerá las entrañas de la nación. En Panamá hace falta menos letrinas y más aliviaderos de la inmundicia política.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

La banda está integrada por 250 estudiantes.
Especial para La Prensa/Vielka Corro Ríos

FONDOS Banda musical hace recolecta para viajar a Pasadena

Consumo de producción agrícola ¿Qué provincia es el reino del aguacate?

En Panamá, 92 productores cultivan 363 hectáreas de aguacate de las variedades ‘simmonds’, choquete, ‘booth’ y criollo.
Archivo

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

15 Nov 2017

Primer premio

4 7 2 9

BABB

Serie: 20 Folio: 11

2o premio

5026

3er premio

9314

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código