OPINIÓN DE LOS ENCUESTADOS

Las incongruencias del maíz: Berna Calvit

Las encuestas políticas siempre causan revuelo. Días después de publicadas, los especialistas, analistas políticos y los afectados por sus resultados las desmenuzan, discuten, aprueban o rechazan. Una indecisión oportuna salvó de la bolsa de periódicos para el reciclaje los cuadernillos de encuestas que tenía guardados. Sí, no... ¿les echo una mirada para comparar cifras con las encuestas más recientes?

Como es sabido, las encuestas consideradas serias las realizan firmas reconocidas y especializadas en esta actividad por encargo de algunos medios de comunicación “para ver cómo andan las cosas” en cuanto a candidaturas, gestión de gobierno, asuntos que afectan la vida de los ciudadanos, etc. Bastante se ha hablado de lo fiables que pueden ser los resultados de estos sondeos; los detractores de las encuestas afirman que no son confiables; que “el que paga, manda” y que según quien contrata, las preguntas se formulan para inducir al encuestado a responder de determinada forma sobre algo o alguien. Otros las aceptan como una herramienta útil que aunque sujetas a fallas son importantes para medir el ánimo ciudadano.

Por su parte, las firmas encuestadoras de prestigio saben que la confiabilidad es el principal activo de su negocio; que en asuntos de política se juegan credibilidad y prestigio, y que perderlos significa matar la gallina de los huevos de oro. En las encuestas unos ganan y otros pierden; los favorecidos no las objetan y los perdedores tratan de restarles credibilidad. Como este es un tema bastante complejo sobre el que tengo nociones muy básicas, me limitaré a anotar lo que observé en las encuestas.

Dicen los expertos que las encuestas son como fotografías de determinados momentos; que las circunstancias determinan los sube y baja en los resultados. Con esas observaciones en mente, anotaba datos sobre aspectos que resaltaban por su incongruencia, palabra que me recordó la expresión que frecuentemente usa una amiga y familiar muy querida cuando algo es tan contradictorio que no le encuentra explicación lógica: “las incongruencias del maíz”, frase cuyo origen no hemos podido determinar a pesar de los safaris lingüísticos y literarios que hemos hecho.

No fueron el porcentaje de simpatías hacia los candidatos ni la popularidad de los partidos ni nombres en particular los que captaron mi atención; fue el alarmante porcentaje de encuestados que opina que la corrupción nos carcome, que es mala hierba que crece sin control en dependencias estatales y en las transacciones que hace el gobierno con la empresa privada, en especial con algunas firmas que ya hasta parecen miembros del Ejecutivo o socios oficiales del gobierno.

Son altos los porcentajes negativos sobre la contralora (¿?) Bianchini, los diputados, el Programa de Ayuda Nacional (PAN), la libertad de expresión, la aplicación de la justicia, que según el 59% de los encuestados beneficia a los ricos; el endeudamiento gubernamental, el costo de la vida, y ¡ay!, el transporte, etc.

En su campaña, Ricardo Martinelli dijo: “En mi gobierno se puede meter la pata pero no la mano”; en junio de 2013 (La Prensa-El pulso de la Nación) el 68% de los encuestados opina que hay muchas manos metidas; el 35% considera que la corrupción ha aumentado, y 47% que se mantiene igual. Y el 81% opina que “los locos” (como se llaman a sí mismos) también “entran limpios y salen millonarios”, eslogan de campaña de Martinelli.

O sea que como en otros tiempos, tenemos más de lo mismo, pero peor; y que del “cambio” solo tenemos la palabra. Sin embargo, comparados con los renglones costo de vida, inseguridad, desempleo, etc., la corrupción no está entre lo que más resienten los ciudadanos. Y resalta que a pesar de la pobrísima opinión sobre la honestidad del gobierno, la aceptación a la figura del presidente Martinelli marca por encima del 50%; en junio 2013 (La Prensa-El pulso de la Nación), muestra 54% de aprobación. “Es por las obras, lo otro no importa tanto” me dijo alguien.

¿Cómo interpretar esta incongruencia? ¿Es la conciencia encallecida y el desgaste de los valores éticos lo que explica que las personas que opinan que la corrupción está profundamente enquistada en el gobierno, son las mismas que aprueban la gestión del mandatario? ¿No son los mandatarios los que deben responder por la honestidad o deshonestidad de su gobierno? Es un fenómeno social alarmante que nos hayamos acostumbrado a convivir mansamente con la corrupción; que nos sea indiferente, y que la consideremos inherente al quehacer político y del gobierno.

Lo que muestran las encuestas en lo tocante a nuestra sumisa aceptación de la corrupción debería ser motivo de urgentes estudios y discusiones. La inacción de las instituciones que deberían velar por el buen manejo del erario, las riquezas naturales, la aplicación justa de las leyes, la calidad de la educación y la formación ciudadana contribuye a la ignorancia sobre nuestros derechos a exigir decencia y honestidad en el manejo del Estado. Las encuestas deberían servir para, además de tomarnos la temperatura, indicarles a los gobernantes los entuertos que deben enmendar. Y a nosotros los ciudadanos señalarnos que si “la misma fotografía” de corrupción aparece consistentemente mes tras mes, año tras año, es porque la permitimos (o la compartimos). Joan Báez, cantante de mis años mozos dijo: “Si no peleas para acabar con la corrupción y la podredumbre, acabarás formando parte de ella”.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

La procuradora general de la Nación de Panamá, Kenia Porcell, viajó a España, donde sostuvo reuniones de alto nivel en la sede de la Fiscalía General de ese país.
Cortesía/Gabinete de comunicación de la Fiscalía General de España

CASO ODEBRECHT Porcell se reúne con fiscal que coordina rogatorias en España

AEROPUERTO Despega operación de Taeca

Se trata del primer vuelo comercial  e internacional que se realiza desde la terminal aérea colonense.
LA PRENSA/Roberto Cisneros

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

22 Nov 2017

Primer premio

3 5 1 5

BBAC

Serie: 13 Folio: 15

2o premio

4722

3er premio

5119

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código