PROPUESTAS PARA LA JUVENTUD

Las lágrimas de un juez: Rolando Aparicio O.

El reflejo de nuestro rezago democrático lo demuestra el agotado Órgano Judicial. Las dependencias de justicia han sido, desde hace muchos años, objeto de quejas y denuncias.

Fiscales y jueces renuncian a sus cargos o son enviados a tomar “vacaciones” sin retorno a sus puestos. Magistrados de la Corte Suprema de Justicia, asignados desde los partidos políticos; procuradores vinculados a los presidentes; presidentes interviniendo en las decisiones de los juzgados.

Son denuncias claras del resquebrajamiento de la institucionalidad del Estado, que por ahora nadie está dispuesto a cambiar. Un juez arrinconado llora su desventura en soledad; no ha dicho nada nuevo, lo novedoso es que se haya atrevido a decirlo; un candidato que increpa a su adversario con la misma novedad: “¿te reuniste o no con el Presidente para pedirle un favor judicial?”. La población, me atrevería a asegurarlo, sabe que el juez dice la verdad y que, aunque el candidato presidencial no responde, sospechamos una respuesta afirmativa.

Los padecimientos en la aplicación de justicia los refleja a la medida la Fiscalía Electoral; el fiscal al mando, asignado por el Ejecutivo, cual “árbitro que se tragó el silbato”, propició una contienda llena de golpes. Un sinnúmero de infracciones al Código Electoral se han efectuado durante esta campaña. Son faltas que para investigarlas no se requiere la denuncia del afectado. Su anemia laboral lo inhibe de intervenir a tiempo, y cuando por inercia reacciona, ya desde las gradas han entrado a la cancha para evitar un mal mayor. Es el caso, mejor tarde que nunca, de no aceptar las cuñas sucias o negativas en la televisión.

En este caleidoscopio de propuestas electorales los tonos de la justicia se mantienen opacos. Uno quiere mano dura contra el crimen, el otro se alegra de haber construido una cárcel cinco estrellas. Son acciones que no hacen referencia al esplendor de la justicia. Quieren corretear a menores infractores y adultos para aplicarles una reprimenda ejemplar. Algunos han dicho que la quintaesencia es la cadena perpetua, muy cercana a la propuesta de pena de muerte del diputado Marcos González hace unos años.

La justicia del país exige nuevas propuestas que logren renovar el proceso de formación, selección y nombramiento de fiscales, jueces y magistrados.

La justicia del país requiere iniciativas para la juventud. Esa a la que no le podemos volver a fallar. Miles de ellos viven al margen del pleno empleo, son niños que con 15 años de edad salen de los salones de clases, y niñas que con 12 años entran a la sala de maternidad. El mejor sistema de justicia empieza con planes educativos renovados, la familia fortalecida, y un vecindario que cuente con lo mínimo para encontrarse con el deporte y la cultura. Si no se activa un programa nacional en favor de los jóvenes, los índices de delincuencia seguirán creciendo, y la Nueva Joya, en pocos años, será insuficiente.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

19 Nov 2017

Primer premio

8 0 5 6

CCAA

Serie: 13 Folio: 12

2o premio

9078

3er premio

3785

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código