[TOLERANCIA]

La libertad en el techo del mundo

En Islandia la homosexualidad de un político no es algo que pondría en juego su carrera, porque simplemente nadie le confiere un valor negativo a lo que solo ven como otra orientación sexual.

Temas:

Muchos se sorprenden cuando digo que me interesa conocer Islandia. Un país tan lejano, tan frío, tan desprovisto de monumentos y bulevares impresionantes. Pero todo lo que leo y escucho acerca de esta remota nación alimenta mi curiosidad y admiración por una de las sociedades más libres y progresistas del planeta.

En Estados Unidos la gente todavía está celebrando el triunfo de su primer presidente afroamericano como un hito histórico que hasta hace muy poco parecía altamente improbable. Pero solo un par de semanas después de la investidura de Barack Obama los islandeses han vuelto a demostrar que, si se trata de vanguardias, ellos están a la cabeza del mundo. La crisis financiera que se ha desatado en Reykiavik ha provocado la disolución del gobierno y será una mujer quien ejerza de primera ministra en un gabinete de transición hasta que se convoquen elecciones en la primavera. Bien, no es la primera vez que Islandia es gobernada por una mujer, un tema que para ellos no tiene mayor importancia porque la igualdad de sexos es desde hace mucho tiempo una realidad del país. Lo relevante de la noticia es que la socialdemócrata Jóhanna Siguroardóttir está casada desde 2002 con Jonina Leosdóttir, una periodista y autora teatral.

No se trata de que la nueva primera ministra haya revelado en una rueda de prensa que es lesbiana o que su relación con otra mujer es algo que todo el mundo sabe, pero de lo que nadie habla. No, en Islandia la homosexualidad de un político no es algo que pondría en juego su carrera, porque simplemente nadie le confiere un valor negativo a lo que solo ven como otra orientación sexual. Mientras que en Estados Unidos, por ejemplo, la unión civil entre parejas gay sigue siendo tan controversial que ni el mismo Obama se atreve a abrazar la causa abiertamente, en Islandia que el nuevo jefe de gobierno tenga una compañera sentimental del mismo sexo es solo una anécdota.

Islandia, como parte de Escandinavia, al fin y al cabo, es un paraíso de tolerancia y de convivencia pacífica donde la educación y la formación cívica son pilares de la ciudadanía. Los niños son los reyes de una sociedad que gira y se concentra en torno a ellos, brindándoles todas las herramientas necesarias para convertirse en adultos competentes y de mentalidad abierta.

Las largas noches de invierno son propicias para leer y no es casualidad que los islandeses tengan el índice de lectura más elevado del mundo. En el campo tecnológico han despuntado y en lo que se refiere a la energía verde avanzan a pasos gigantes, mientras que los americanos discuten periódicamente qué hacer con la dependencia del petróleo sin acabar de resolver un viejo problema. A pesar de una recesión global que ha dejado a muchos islandeses sin los ahorros de toda una vida, sus propios movimientos ciudadanos de inmediato han salido a manifestarse en las calles hasta conseguir la dimisión del primer ministro y afirman que no descansarán hasta que renuncie el presidente del Banco Central, David Oddson, por su mala gestión. En Estados Unidos, en cambio, hasta ahora no ha habido ninguna movilización colectiva capaz de remover los cimientos de un Congreso que aprobó la guerra de Irak y permitió medidas laxas que le dieron luz verde al expolio perpetrado por Wall Street y las entidades bancarias.

Algún día no muy lejano visitaré Reykiavik y recorreré el paisaje extraño y agreste de este lugar del que un amigo viajero me dijo: “Imagínate la isla de Lanzarote, pero con nieve”. Me sumergiré en sus géiseres calientes y burbujeantes confundiéndome con otros lechosos bañistas en un paisaje que evoca la orfandad de la luna. Me mezclaré con los 320 mil habitantes que cada día ejercen sanamente su libertad en el techo del mundo. A un palmo del cielo.

Comentarios

Cerrar

La función de comentar está disponible solo para usuarios suscriptores. Lo invitamos a suscribirse y obtener todos los beneficios del Club La Prensa o, si ya es suscriptor, a ingresar.

Suscríbase gratis por 30 días Prueba
Adquiera un plan de suscripción Suscríbase
Cerrar

Por favor introduzca el apodo o nickname que desea que aparezca en sus comentarios:

Comentar 0 comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Corporación La Prensa, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Loteria nacional

20 Nov 2019

Primer premio

4 1 8 9

DDDB

Serie: 8 Folio: 7

2o premio

8025

3er premio

4855

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código