EDUCACIÓN

Un llamado a la conciencia docente: Paulino Romero C

Faltan solo cinco semanas para la toma de posesión de un nuevo Gobierno. Para ser más preciso, el día martes 1 de julio de 2014. La ocasión es oportuna para hacer un llamado patriótico-docente con el propósito de promover la iniciativa de todos los educadores –representantes del Magisterio Nacional– para que se congreguen en el mes de enero o febrero de 2015 a deliberar con seriedad los problemas de la educación.

Sería una decisión plausible desde todo punto de vista y contaría, sin duda alguna, con el apoyo de toda la sociedad: ¡Un congreso de los educadores, qué bueno!

Un movimiento incontenible, orientado hacia una nueva era para la cultura patria, y de hacer de la educación popular el eje de la actividad administrativa del próximo gobierno.

Las pruebas están dadas, porque ya existe una conciencia social sobre la apreciación de la cuestión educativa, un problema que reclama la acción inmediata, y una mano enérgica y audaz que sepa sacarlo de los subsuelos de la especulación para colocarlo bajo la luz meridiana de las realidades nacionales.

El debate amplio y sereno por parte de los educadores, sobre la actualidad que reviste el problema de la educación, constituiría el más bello síntoma de que el país hallará, al fin, un rumbo cierto en la incierta penumbra de sus destinos; y traería además un sentimiento de honda satisfacción para quienes desde hace más de 40 años consagramos el fervor de toda la juventud a la preparación de una nueva conciencia nacional, orientada hacia los ideales inmanentes de la cultura.

Corresponde ahora a los educadores activos, maestros y profesores, animadores, universitarios y forjadores de la nueva patria, comprender que la nación reclamará su esfuerzo en la gran campaña que tiene por objeto la incorporación de las grandes masas populares ignorantes en la vida democrática.

Pero, como quiera que la realización de este empeño (congreso) puede tener su mayor enemigo en la indiferencia, como consecuencia de una falta de madura reflexión sobre las realidades panameñas y de un plan de acción bien definido en todas sus etapas, precisa que este estudio preliminar sea adelantado por quienes se hallan en el campo de observación de la realidad educativa.

¿Quiénes, en efecto, más autorizados que los educadores en servicio para exponer sus puntos de vista sobre el máximo problema panameño? Son ellos los que representan la voz y la conciencia del cuerpo docente del país, por ejercer en todas las regiones que integran el territorio patrio; por estar en contacto directo con los núcleos infantiles (niños y niñas) y jóvenes adolescentes de toda la República.

Tienen, además, en sus corazones la pesadumbre que aflige a un pueblo aún proscrito, en un alto porcentaje, de la vida civilizada.

Bien podría considerarse en esa posible asamblea los problemas de la organización, perfeccionamiento y formación del magisterio; mas no se crea que el fin primordial de esa organización sería la contemplación de un simple interés material para el educador.

Si pensamos en la unión gremial, es con el fin principal de que esta halle los caminos más adecuados para su dignificación y perfeccionamiento y un amplio campo para el intercambio de sus ideas y la expresión de su pensamiento sobre las cuestiones que atañen a la orientación de la educación nacional.

Además, los resultados derivados de tan magno congreso (resoluciones, recomendaciones, estadísticas, compendio de actividades, etc., constituiría una valiosa contribución del Magisterio Nacional a las nuevas autoridades del ramo, en el afán de marchar juntos para concretar planes y objetivos en función del rescate y afirmación de la educación panameña, de manera especial en los niveles de enseñanza inicial, básica general, pre media, media, profesional y técnica.

¿Sería posible la realización de un congreso de esta índole durante el próximo verano, es decir, antes del inicio del nuevo año escolar 2015? ¡Los educadores panameños tienen la palabra!

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Consumo de producción agrícola ¿Qué provincia es el reino del aguacate?

En Panamá, 92 productores cultivan 363 hectáreas de aguacate de las variedades ‘simmonds’, choquete, ‘booth’ y criollo.
Archivo

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

15 Nov 2017

Primer premio

4 7 2 9

BABB

Serie: 20 Folio: 11

2o premio

5026

3er premio

9314

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código