EL MANEJO DEL CANAL DEL PANAMÁ

Con luces largas: Raúl J. Montenegro Vallarino

Hay muestras palpables de que cuando los panameños nos empinamos sobre nuestras diferencias políticas, olvidándonos un poco del presente para concentrarnos en el futuro, procurando el bien común, se logran grandes réditos con el transcurrir del tiempo. El Título Constitucional del Canal de Panamá es un claro ejemplo de esto. Fue gracias a la visión y al trabajo realizado por notables e ilustres panameños, designados por el expresidente Guillermo Endara (q.e.p.d), que se logró lo que para ellos, en todo momento, había sido su principal objetivo: La creación de un marco jurídico que blindara al Canal de la política partidista, independientemente de quien estuviese gobernando; y que esos mismos lineamientos fuesen respetados y acatados para la designación de su administrador.

Este trabajo es lo que nos permite decir con orgullo que la política se ha mantenido alejada del Canal de Panamá.

En esa misma línea de pensamiento, hace 13 años por deferencia del expresidente Pérez Balladares, tuve la oportunidad y el privilegio, junto a Eloy Alfaro, Adolfo Ahumada, Luis Anderson (q.e.p.d.), Fernando Cardoze F., Emanuel González Revilla J., Samuel Lewis N., Moisés Mizrachi, y Roberto Roy, de formar parte de la primera junta directiva de la Autoridad del Canal.

Una vez ratificados por la Asamblea Legislativa, conjuntamente con Abel Rodríguez, en representación de esta, y con el ministro Jorge Ritter, nos impusimos como tarea primordial el lograr una transición imperceptible, tanto para el comercio mundial como para todos los vinculados a la entonces Comisión del Canal. Objetivo que, de la mano de los más de 9 mil colaboradores, logramos con éxito aquel 31 de diciembre de 1999.

Otro gran reto que se nos planteó fue el estudiar, evaluar y aprobar los reglamentos que le darían forma a la recién creada Autoridad del Canal (ACP), con el fin de que sirviesen de base para la organización, no solo de ese momento, sino vislumbrando los retos a más largo plazo.

Fueron fines de semanas enteros de debates, absorbiendo y asimilando gran cantidad de información, pero siempre con la convicción de que había que mirar hacia el futuro, para así procurar que los cimientos de la ACP fuesen sólidos y duraderos. Transcurridos estos años, si bien estoy seguro que han recibido las adecuaciones necesarias, esos cimientos permanecen intactos, lo que me lleva a la conclusión de que la ardua labor y el trabajar con luces largas valió la pena.

Cuando en días pasados escuché al administrador de la ACP, Alberto Alemán Zubieta, en una entrevista que le hicieran con motivo del aniversario del Canal de Panamá, al preguntársele sobre el espaldarazo recibido por parte del Presidente de la República bajo el comentario de que “ningún buen capitán deja su barco en medio de la tormenta”, para mi alegría y satisfacción, la respuesta del Ing. Alemán Zubieta fue enfática, al señalar que “agradecía la confianza, pero que era de la opinión de respetar el Título Constitucional”; que así como a él le tocó reemplazar a otro gran funcionario, al Ing. Gilberto Guardia, el próximo año, cuando su período llegue a término, la junta directiva cumpla con su papel y designe un reemplazo, que no solo pueda culminar el proyecto de la ampliación del Canal, sino procurar mantener el Canal como alternativa de vanguardia al comercio mundial.

Posturas como esta, que comparto y aplaudo, son una confirmación de que estamos cuidando la “gallina de los huevos de oro”, sobre todo, en estos momentos en que estoy seguro de que no hay un solo panameño que no se sienta orgulloso de lo que le hemos demostrado al mundo en cuanto a la forma, eficiente y responsable, en que se ha administrado el Canal de Panamá desde aquel 31 de diciembre de 1999.

Sigamos mirando hacia el futuro y no nos concentremos en lo inmediato. Es por esta razón que exhorto al Sr. Presidente de la República y a la Asamblea Nacional a respetar el Título Constitucional y, también, a la junta directiva de la ACP, para que, una vez cumplido el término, designen como reemplazo del Ing. Alemán Zubieta a una persona con alto grado de profesionalismo, con méritos probados, y que, de ser factible, provenga de las filas de la ACP.

En cuanto a nosotros, el resto de los panameños, considero que llegó el momento de que, así como hemos procurado hacer del Canal de Panamá un motivo de orgullo y de mantenerlo a la vanguardia, comencemos a hacer lo mismo con la institucionalidad política del país, para preservar y cuidar esta incipiente democracia que tanto ha costado.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

19 Nov 2017

Primer premio

8 0 5 6

CCAA

Serie: 13 Folio: 12

2o premio

9078

3er premio

3785

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código