PARTICIPACIÓN CIUDADANA

La selección de magistrados de la CSJ: Arturo Rebollón Hernández

Desde que tengo memoria, se cuestiona la designación política de los magistrados de la Corte Suprema de Justicia (CSJ) en Panamá por el dedo de un Presidente. El mandatario actual accedió al querer popular de más transparencia en la elección de los magistrados, para que se dé igual oportunidad a los que se postulen y pienso que es un gran paso. Es el primer intento de hacer una elección racional y, sin duda, puede haber fallas, pero es mucho mejor que una elección de a dedo, como se ha hecho por décadas. Es necesario reglamentar esta selección para que las personas que todo lo ven negro no tengan excusas para objetar una elección imparcial.

Después tendremos oportunidad de revisar los procesos de selección para mejorarlos y todos los que lo objeten podrán aportar ideas que enriquezcan el proceso. Ahora, concretémonos en elegir al mejor para dicho cargo. Es imprescindible la participación ciudadana en el tamiz que se usará para seleccionar al nuevo funcionario, por lo que resulta inaceptable la presión de grupos para excluir a alguien como escrutador.

Los candidatos deben ser probos, estar dispuestos a someterse al escrutinio popular, tener experiencia procesal, y un amplio y comprobado conocimiento de leyes. No necesariamente proceder de la carrera judicial, pero lo deseable sería que un buen funcionario, con una impecable trayectoria en ese campo, pudiera culminar su carrera en esos cargos. Considero que además de todos los requisitos, debe contar con la edad, pues no es lo mismo llegar a 60 años con una actuación impecable en el foro, que serlo a los 35 años cuando se tiene toda la vida por delante y se puede ser muy susceptible a pensar en la conveniencia de “prepararse un futuro”, a través del “canje de favores”, “préstamos”, “maletinazos” y muchas otras prácticas deleznables que han sido denunciadas en repetidas ocasiones.

La CSJ es la última instancia en los juicios y sus fallos son inapelables. Debe ser celosa guardiana de la Constitución y tiene que ser una institución decente, proba y justa. Una adecuada selección de sus miembros es un decisivo movimiento en esa dirección. Los magistrados de la CSJ deben ganarse el respeto ciudadano no por decreto, sino por sus actuaciones. En sus manos está mejorar esta situación.

El solo hecho de que más de 100 conciudadanos se hayan atrevido a someterse al escrutinio público, como requisito para participar y ser considerado candidato en la selección de nuevos magistrados, es una brisa nueva que refresca estos avatares y denota que no todo está perdido entre los integrantes del foro panameño. Además, indica que los corruptos y corruptores son los menos, y que quienes pactan y tramitan coimas no son la mayoría; que existen profesionales probos del derecho en este país, a pesar de los que intentan ganar notoriedad, con intervenciones desvergonzadas, con desfachatez y haciendo gala de una ignorancia inexcusable de la ley, y de los consuetudinarios esgrimidores de argucias legales para dilatar procesos, como únicos argumentos para lograr la libertad de los sindicados, mas no mediante la comprobación de inocencia.

Que se elija el mejor candidato, y todos los que participaron o no en el escrutinio debieran aceptarlo de buena manera, porque es la primera vez que los ciudadanos tenemos parte activa en esta elección.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

19 Nov 2017

Primer premio

8 0 5 6

CCAA

Serie: 13 Folio: 12

2o premio

9078

3er premio

3785

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código