EL MALCONTENTO

La mitad del medio ambiente: Paco Gómez Nadal

Hoy es 5 de junio, día de luto, de podredumbre y tristeza. Dicen que es el Día Mundial del Ambiente: le quitaron lo de “medio” para que no pareciera menos, pero quizá “ambiente” suene ahora a demasiado. En realidad, si algo quiere persistir hay que pedirle a la ONU que no le ponga un día mundial ni le dedique un año internacional ni nada de nada. Mejor el silencio que la hipocresía.

Miren si no... En 2012 se celebra el año internacional de las cooperativas, justo cuando se demuestra que es el siglo internacional de los oligopolios financieros y de las megamultinacionales. También dicen que es el año de “la energía sostenible para todos”, lo que no deja de ser una broma de mal gusto si tenemos en cuenta que seguimos en el imperio petrolero, que solo se sostiene el mercado de la guerra por el combustible fósil y que las crisis económicas han justificado la desinversión en todo lo que suene a energías renovables. Para darle un toque más exótico y nocturno al asunto, también es el año internacional del murciélago, algo más aproximado a la realidad si creyéramos que estos mamíferos voladores se convierten en banqueros vampiros o en inversores chupópteros. Tampoco le fue bien al 2011 en cuanto a años internacionales. Se celebraban, siempre según la ONU, el de los bosques (voy a llorar), el del voluntariado (en esta era en la que nadie parece dispuesto a mover un dedo si no hay anillo de oro que ponerle), y el de los afrodescendientes (la posibilidad de mucho exotismo a cambio de no menear el racismo patético al que siguen expuestos... hasta por las ministras afro de turno).

Pues como les decía (o escribía), hoy es el Día Mundial del Ambiente y espero que en Panamá no se celebre sino que se le haga la misa de año. Llega esta jornada justo cuando las autoridades muestran las garras: desprotegen a la ya maltrecha Bahía de Panamá e inauguran el “Mangle Open Bar” para que empresarios y taladores se pongan las botas. Es cierto que dado el circo mediático y político que se vive en el país, estas malas noticias ambientales se pierden en el ruido, pero es una obligación ética recuperarlas.

Solo para hacer memoria... Recuerden que el Gobierno que empezó a feriar los recursos naturales del país de forma sistemática fue el de Martín Torrijos. Esa es su peor herencia. El principio de que todo vale con tal de atraer inversiones y de hacer negocios lo empezó el glorioso Team Martín y, ahora, con un gobierno “des-almado”, la cosa ha llegado a límites esquizofrénicos. Antes, al menos se hablaba de la Anam y de la ARAP, era un asunto de portada de diarios, había presión sobre personajes como Ligia Castro, sin autoridad pero sin la valentía para dimitir, o sobre el propio Torrijos. Ahora, esto del ambiente es una minucia. Ojalá me equivoque y que en las convocatorias que se hacen para salir a defender la bahía se concentren miles de personas. Pero me temo que sigue siendo más importante el debate sobre los pesebres navideños en la cinta costera, que el debate sobre si habrá costa para mantener el nombre de esa lengua de asfalto. Tampoco se habla ya casi de la aberrante tercera fase, pero sí se le dan minutos a Martinelli para que, orgulloso de su “Gloria”, anuncie playas de arena blanca en esta ciudad del Pacífico y se llene la boca con los términos “medio” y “ambiente” cuando los ha partido por la mitad.

Lo grave, empero, no es de lo que se habla, sino de lo que no se habla. Mientras dormimos o mientras nos entretenemos con los cumpleaños del partido vertical del régimen los “malos” siguen trabajando. En las represas que construye Carlos Slim en Chiriquí siguen muriendo obreros y las vacas de esa provincia buscan pasaje para emigrar a zonas con agua; no dudo de que se sigue maquinando la conversión de la Península Valiente en “el Cancún de Panamá”; el Parque Internacional La Amistad pierde hectáreas de bosque a la misma velocidad que se diseñan nuevas carreteras e hidroeléctricas para convertirlo en el Páramo Internacional que sueñan algunos; en Darién el saqueo silencioso no cesa, y los amigos del poder siguen construyendo y destruyendo allá donde se les antoja y donde no hay ojos o valentía para denunciarlo.

El ambiente está de luto en un país cuyo principal patrimonio es el ambiente. Cuando se confunden los casinos con los bosques, los centros comerciales con las pozas de agua limpia y el tráfico en las carreteras con la migración de las aves... significa que la brújula del mal llamado desarrollo está imantada por los intereses de la plata.

Feliz día de la mitad del medio ambiente que nos queda. Panamá no es diferente al resto de países que se reunirán en Río de Janeiro en unos días para certificar la incapacidad global frente a la sinrazón humana. Si el planeta agoniza habrá que celebrar cada cumpleaños como si fuera el último.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

19 Nov 2017

Primer premio

8 0 5 6

CCAA

Serie: 13 Folio: 12

2o premio

9078

3er premio

3785

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código