HABLAR DE FOLCLORE

Las mil polleras: Ricaurter Paz

“Las Mil Polleras de Los Santos” es el nombre que debe llevar ese desfile anual, pues los organizadores no permitieron la participación del vestuario tradicional regional de Veraguas, Coclé, Herrera, Chiriquí, Colón, Panamá y Darién. Incluso, se debería permitir la participación de los grupos indígenas, con vestuarios de una riqueza de colores y elaboración también artesanal.

Es decir, los santeños no son los únicos que tienen derecho a lucir la pollera nacional ni los únicos en participar en un desfile patrocinado con fondos del Estado; eso es ignorar nuestras tradiciones y riqueza folclórica.

Nuestra pollera se caracteriza por tener muchos estilos y colores y en cada provincia hay mujeres hermosísimas dispuestas a lucir, con mucho orgullo patriótico, este traje que ya ha ganado premios nacionales e internacionales. ¡Qué provincia no quisiera dar a conocer sus costumbres y tradiciones!

Si este evento fue patrocinado por el Gobierno nacional y apoyado por los diputados (sin conciencia de patria), se debió invitar a delegaciones de otras provincias y comarcas indígenas, que también conservan mucha variedad y riqueza folclórica, paras así darle el verdadero significado de país, nación, tierra, pueblo, terruño, territorio, lugar y gente.

Somos un país de tres millones y medio de habitantes, no una provincia. Si el desfile fue organizado solo para los santeños, entonces, ¿de qué hablamos? Si es así, pues que cada provincia haga su propio festival, con apoyo del Gobierno y de la entidad de turismo.

El Gobierno y los organizadores deben ser más juiciosos al desarrollar este tipo de evento, porque muchos turistas se pueden llevar una imagen que no es real. Nosotros, los verdaderos panameños (no esos ministros extranjeros) sentimos el olor y el calor de patria. A este festival le faltó ese sentimiento de país...

La ruta del desfile debe volver a la ciudad capital, en Calle 50, como se hacía antes, salvaguardando la originalidad de los vestuarios de cada provincia o comarca y dirigido por verdaderos panameños. Así el turista apreciaría los diferentes trajes nacionales, joyas y accesorios como peinetas, tembleques y mosquetas, entre otros, además de las diferentes tonadas, tamboritos y murgas. Entonces podríamos llamarlo el desfile de las “Las Mil Polleras y Vestuarios del Pueblo Panameño”

Qué bonito sería ver, en la cinta costera, un desfile de todas las polleras o del vestuario tradicional de cada provincia y comarca; incluso se podría invitar a las diferentes etnias que radican en nuestro país desde los tiempos de la conquista, y de aquellas que se fueron incorporando posteriormente a nuestra cultura y tradiciones, para construir una nación con identidad muy propia y que le ha dado el calificativo de “crisol de razas”.

Comentarios

Cerrar

La función de comentar está disponible solo para usuarios suscriptores. Lo invitamos a suscribirse y obtener todos los beneficios del Club La Prensa o, si ya es suscriptor, a ingresar.

Suscríbase gratis por 30 días Prueba
Adquiera un plan de suscripción Suscríbase
Cerrar

Por favor introduzca el apodo o nickname que desea que aparezca en sus comentarios:

Comentar 0 comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Loteria nacional

18 Jul 2018

Primer premio

5 9 6 0

CABC

Serie: 19 Folio: 9

2o premio

3358

3er premio

4744

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código