SALUD PÚBLICA

Un mosquito electorero: Xavier Sáez-Llorens

No hay actividad más execrable que utilizar la salud del pueblo para provecho proselitista. Más ruin todavía es usar el dolor de las víctimas para beneficio particular o partidista. A todo ser humano normal le aflige la muerte del prójimo, particularmente si es evitable. Ninguna autoridad sanitaria es indiferente a estas tragedias. Los medios y los políticos, cuando están en oposición, manipulan el sufrimiento ajeno para mejorar imagen o popularidad ante la galería. Miserable conducta. He sido muy crítico con algunas decisiones ministeriales que riñen con el bienestar público, pero también he defendido a todos los rectores anteriores cuando ciudadanos o periodistas irresponsables adulteran noticias de exclusivo dominio médico. El Twitter es el medio social preferido actualmente para hacer campaña usando el mosquito transmisor del dengue como baza electorera. Los disparates vertidos han sido antológicos.

Debido al rápido incremento en casos de dengue durante los últimos tres meses (noviembre, diciembre y enero), el Minsa declaró situación epidémica. La decisión fue sensata de cara al público. Técnicamente, sin embargo, el país exhibe niveles de endemia porque en los años 2005, 2006, 2007, 2009 y 2011 el número de afectados fue mayor que en 2013. En relación a la mortalidad, además, hubo siete víctimas en 2009, 17 en 2011 y 5 en 2013. En contraste a lo que sucede en casi todos los países de América Central y del Sur, las tasas de enfermedad en Panamá, para el año 2013, son las más bajas de la región, tanto en morbilidad (<100 casos por 100 mil habitantes) como en letalidad (cinco muertes en 3 mil 232 afectados, 0.15%).

El dengue es una patología frecuente en territorios tropicales y subtropicales, independientemente del nivel socioeconómico. Hay casos hasta en Florida. En 2013 se notificaron 2.3 millones de pacientes en nuestro continente, números que indican pandemia. El mosquito Aedes aegypti reemergió en el hemisferio para quedarse por mucho tiempo. Los factores que contribuyen a esta reemergencia y persistencia incluyen: crecimiento demográfico mundial, aumento de viajes internacionales procedentes de lugares endémicos, hacinamiento metropolitano, urbanización no planeada, viviendas con inadecuado almacenamiento de agua, deficiente recolección de desechos sólidos, falta de participación comunitaria en programas preventivos, escasez de propaganda mediática continua, inadecuado financiamiento para control del vector, aumento de resistencia del mosquito a insecticidas e importación de otra especie (albopictus) transmisora del virus.

A partir de 2010, la enfermedad se clasifica de forma diferente. Debemos abandonar los términos dengue clásico y hemorrágico, reemplazándolos por dengue con o sin signos de alarma y dengue grave. Esta clasificación permite realizar comparaciones internacionales e intervenir más oportunamente, hasta en lugares con escasos recursos tecnológicos. Toda persona que experimente fiebre elevada, dolor de cabeza o retro-ocular, malestar en músculos y articulaciones, manchas rojas en piel, inflamación de garganta o conjuntivas y náuseas o vómitos, debe sospechar la adquisición de dengue. Ante la presencia de estos hallazgos clínicos, lo más importante es vigilar por la aparición de signos de alarma. Estos se presentan usualmente entre el 4-7 día del inicio de la fiebre, justo cuando empieza a disminuir la temperatura corporal. La alarma acontece cuando el enfermo desarrolla dolor abdominal intenso y sostenido, vómitos repetitivos, dificultad para respirar, sangrado por encías, orina, heces o piel y trastornos del sensorio (somnolencia o irritabilidad). Es en este momento cuando se debe buscar atención médica rápida para realización de exámenes especiales y manejo hemodinámico óptimo. En niños pequeños, los signos y síntomas tienden a ser más sutiles o atípicos, por lo que la asistencia pediátrica temprana resulta recomendable.

En salud pública, la prevención es crítica. Solo dos medidas preventivas han demostrado clara efectividad: aniquilación de mosquitos adultos mediante fumigación ambiental (labor de la autoridad) y eliminación de criaderos mediante higiene domiciliaria (labor de la comunidad). Estas estrategias deben efectuarse cotidianamente porque cada día se renueva la población infectante de Aedes. Una mosquito hembra vive entre 15-30 días, puede desovar cada tres días y poner hasta 120 huevos en cada “alumbramiento”. Mientras se obtiene una solución final (vacuna), se impone la puesta en práctica de herramientas experimentales de prevención tales como el empleo de insectos machos transgénicos, cuyas mutaciones inducen infertilidad o letalidad en sus progenies. No obstante, ninguna de estas tácticas profilácticas sustituye a las tradicionales.

Finalmente, mucha gente cuestiona la celebración de los carnavales capitalinos. Dudo que las fiestas de Momo tengan repercusión adversa en el dengue por varias razones. Anticipo una reducción del grado de infestación en la temporada seca y, por consiguiente, del número de afectados en las semanas venideras. Hay mayor densidad de mosquitos en lugares peri-domiciliares que en los espacios abiertos donde ocurren los culecos. Las festividades podrían tener una duración alejada de la mayor circulación de Aedes (horas matutinas y vespertinas), programando fumigación y uso de repelentes durante los momentos de superior riesgo. Si las condiciones climáticas resultaran propicias para la propagación masiva, empero, confío en que los jerarcas sanitarios escogerán salud sobre parranda. Aun en año electoral. @xsaezll

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

CENTRO DE CONEXIONES AÉREAS DE TOCUMEN China, un reto para el turismo panameño

Aeropuerto Internacional de Tocumen Mitradel ordena arbitraje entre Copa Airlines y sindicato

Los empleados se mantuvieron fuera de sus puestos.
LA PRENSA/Alex E. Hernández

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

22 Nov 2017

Primer premio

3 5 1 5

BBAC

Serie: 13 Folio: 15

2o premio

4722

3er premio

5119

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código