MEMORIA

Nuestros muertos son más: Javier Barrios D.

Hasta Marc Cisneros, en un reportaje transmitido el miércoles 17 de diciembre, a través de una televisora local, aceptó que la invasión a Panamá–en comparación con el ataque de Pearl Harbor– fue un acto de cobardía, además de innecesario al desaprovechar la asonada golpista contra Manuel A. Noriega, del 3 de octubre de 1989. Para los panameños (no para todos, lamentablemente) fue humillante y doloroso.

Por esa razón y otras, jamás, hasta ese día –y lo dudé– había visto un documental o cortometraje. Tampoco he leído libro alguno ni he cruzado una sola palabra con alguien al respecto, salvo con mi esposa. Estoy dejando correr el tiempo –“amigo” que se encarga de (casi) todo– para, quizás un día, cuando ya no se me revuelvan las entrañas, hacerlo.

Cuando se cumplieron los 20 años de este fatídico suceso, en este mismo medio publicaron un artículo de mi autoría denominado, “Todavía huele a sangre”, y ahora el mencionado reportaje me ha movido a escribir otra vez.

En mi corazón no parece haber espacio para el odio ni el rencor, pero siempre he experimentado un extraño sentimiento contra Bush padre y Marc Cisneros, sin embargo, lo expresado y la actitud de este último en el reportaje de marras me permitieron confirmar que los ancianos merecen comprensión y respeto. Vi a un Cisneros muy distinto al de hace 25 años, sin altanería ni prepotencia, casi derrotado y por ratos con ojos vidriosos. Le debe ocurrir como a tantos que, en sus mejores tiempos, se creyeron muy machos, agnósticos y ateos, pero en momentos difíciles o en sus últimos días, terminan con la Biblia en la mano. Logró que aquellos sentimientos contra él hayan desaparecido, pero los de Bush padre, ¡prevalecen!

Cisneros se atrevió a decir, que “…los gringos son burros”; animal reconocido por su escasa (¿?) inteligencia, terco y feo. La parte fea de los gringos a los que él se refiere podría ser el alma. Acá abundan los burros. En la jerga de mi tierra, chisteando acostumbramos a decir, “animal bruto el burro, y después tú”.

Quienes prepararon el reportaje, siguiendo obviamente instrucciones muy precisas del propietario del canal televisivo, le dedicaron muy poco tiempo a Noriega, en cambio, destinaron un cuarto del mismo y quizás más al caso Zak Hernández. Ver a una madre hablar y llorar a su hijo asesinado conmueve a cualquier humano, salvo a un “burro”. Sin embargo, la prominencia que se le dio al caso (para lo cual, supongo, debieron viajar a Puerto Rico) –y aclaro, no es que no lo merezca– dados los acontecimientos que estamos viviendo en el país, fue un acto maquiavélico, con claras intenciones políticas y además excluyente, pues no se dignaron en entrevistar a una sola de las miles de madres de panameños asesinados en la invasión (soldados, civiles que defendieron la patria e inocentes). ¡Volvieron a “matarlos”!

Cuando murió Aureliano Buendía, en Cien Años de Soledad, el Gabo escribió, “huele a muerto grande”. Los gringos no perdonan un muerto de los suyos, ni siquiera en combate, porque para ellos todos sus muertos son más “grandes” que los del resto del mundo; mientras que, autonombrados los gendarmes universales, andan asesinando a gente por todas partes, incluyendo inocentes.

Que yo sepa, hasta el sol de hoy ningún gringo ha sido juzgado por la vil masacre del 9 de enero de 1964 ni por los cientos o miles de inocentes que perdieron la vida en la invasión. Para quienes aún (25 años después) insisten que la invasión era necesaria, que fue una guerra (en las que se justifican toda clase de barbaridades y estupideces) y que los muertos gringos son más “grandes”, entonces, siento decirles que cada quien hace la guerra a su manera. Le recomiendo a la mencionada televisora que en un acto de reivindicación para con las madres de esos panameños asesinados durante la invasión, prepare un proyecto que consistiría en entrevistar a todas y cada una de ellas, que a razón de una entrevista diaria en días hábiles podría alcanzarle para cinco años o más, o si decide que sea una por año, tendría para mil 500 o más años. ¡Nuestros muertos son más!

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

22 Nov 2017

Primer premio

3 5 1 5

BBAC

Serie: 13 Folio: 15

2o premio

4722

3er premio

5119

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código