25 ANIVERSARIO

Los muertos irredentos del 20 de diciembre de 1989: Francisco Bustamante

Los muertos irredentos del 20 de diciembre de 1989: Francisco Bustamante Los muertos irredentos del 20 de diciembre de 1989: Francisco Bustamante
Los muertos irredentos del 20 de diciembre de 1989: Francisco Bustamante

Sin entrar a discutir los méritos y ejecutorias de Manuel Antonio Noriega (MAN) para acumular tanto resentimiento y oposición, antes durante y después de su reinado, su figura se transformó con el tiempo en el súmmum de todas las deficiencias de carácter, personalidad y ética de la sociedad panameña. Y es que los que vivimos aquellas épocas recordamos que la sombra siniestra del MAN, el G-2, opacaba a todo el país.

Fuese en reuniones privadas, conversaciones telefónicas o en sitios públicos, todos los ciudadanos se sentían espiados o desconfiaban de las personas con las que conversaban. Hasta gente tan poco peligrosa como un vendedor de refrescos, un chichero, tenía temor de expresar una opinión en disenso. Yo mismo, que estuve detenido en las celdas del G-2, camino a las salas de interrogatorio de esas instalaciones reconocí a miembros del grupo, supuestos estudiantes universitarios de la época. ¡Sapos!

Dirigentes políticos, estudiantiles, sociales y empresariales, le rendían tributo y vasallaje al César del momento. Algo había de cierto en las sospechas. El MAN tenía acceso a todos los niveles sociales y controlaba a la población con el terror dosificado. Esto siguió así hasta que hubo gente que superó el miedo y se le enfrentó. Lo demás es historia.

Ahí no terminó el relato. Mucha gente murió antes de la invasión, y todavía no se han contado, de manera definitiva y apropiada, cuántos fueron. Sus fantasmas habitan en el subconsciente de la sociedad panameña, a la espera de ser exorcizados para que se les reconozca como parte de la historia, sin odios, sin rencores, como –y nunca mejor dicho– un vívido recuerdo de que el odio fraterno solo genera desastres. Y de paso, para inmunizarnos emocional y sicológicamente contra las Furias que de forma periódica atacan a nuestra sociedad.

Como decía un amigo, Estados Unidos un país que cuestionó con dureza la Guerra de Vietnam –que forzó a su gobierno a negociar su salida, asaz penosa–, exorcizó a sus fantasmas al reconocer con humildad y respeto a sus muertos en ese conflicto.

Yo recuerdo que España aprobó la Ley de Memoria Histórica destinada a reconocerle derechos a quienes padecieron persecución durante la Guerra Civil de 1936-1939. Israel guarda con cariño y devoción la memoria de sus soldados caídos, en el Yom Hazikaron, el Día del Recuerdo. Hasta los cuerpos militares más conocidos recuerdan con respeto no sus victorias, sino sus derrotas, en las que perdieron a hombres y a mujeres de valor.

Nuestra sociedad tiene pendiente un acto de reconocimiento histórico para determinar cuántos panameños efectivamente murieron en la invasión. Poner sus nombres en piedra, para que recordemos que los errores de los políticos llevan muerte y pena a hogares humildes.

Para que nuestros dirigentes tengan presente que sus acciones repercuten en la vida de los connacionales. Y me refiero al mismo Noriega, a los que le adversaron y a quienes se beneficiaron de su amistad, mediante prebendas, negocios y concesiones.

Creo que Noriega debería seguir en la cárcel y también sus cómplices que lo mantuvieron en el poder, reciclados en democracia. Pero como sé que eso no es viable, entonces, por lo menos, exorcicemos el agravio a las almas de los que fueron sacrificados en esa invasión, y ni siquiera han sido contados, según se sospecha, por ninguno de los gobiernos en democracia, desde 1989 hasta el presente.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

19 Nov 2017

Primer premio

8 0 5 6

CCAA

Serie: 13 Folio: 12

2o premio

9078

3er premio

3785

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código