MEMORIA HISTÓRICA

Un museo de todos…: Daniel R. Pichel

Todo comenzó con un artículo de opinión el 19 de julio de 2009. Betty sugirió crear un museo en la antigua Embajada de Estados Unidos para rememorar los excesos de la dictadura. Un mes después, una llamada de Roberto sirvió para que nos reuniéramos con Betty y con Raúl para “conversar sobre un proyecto”. La idea era muy simple, recoger aquel concepto y evaluar si era una locura o algo alcanzable.

Bajo la premisa de máxima discreción, se comenzó a diseñar el proyecto. Se integraron al trabajo Manuel, Nadhji, Aurelio y Otoniel. Se decidió hacer una fundación que se encargara de llevar adelante la idea. Así nace la Fundación Democracia y Libertad.

El siguiente paso fue buscar lugar. El terreno original se asignó al Hospital del Niño, y se comenzaron a considerar otras opciones. “La casa de Noriega” fue descartada por no tener facilidades de estacionamiento y acceso. Así, llegamos a la Unidad Administrativa de Bienes Revertidos (UABR) donde, después de una reunión exploratoria, Juan mencionó un terreno al inicio de la avenida Amador, cercano al Biomuseo y que cumplía con los requisitos para el proyecto. Recibimos apoyo inmediato de las autoridades del Gobierno, en particular del Ministerio de Economía y Finanzas y la UABR. Sin ánimo de dejar a nadie por fuera –y pido disculpas de ser el caso– menciono en particular a Alberto, Juan, Liriola, Ricardo y Juan Carlos, quienes apoyaron la idea y la hicieron posible. De allí, un largo y estricto proceso administrativo para lograr la adjudicación del terreno a la fundación, con la condición de que fuera utilizado exclusivamente para construir un museo.

Mientras, se hicieron reuniones en busca de ideas. Rápidamente se llegó a la conclusión de que el tema era muy amplio para limitarlo a 21 años de nuestra historia, y se decidió ampliar el concepto a los derechos humanos, la libertad y la democracia. Por eso, el nombre definitivo del proyecto: “Museo de la libertad y los derechos humanos: Un museo de la democracia”.

Hubo viajes para conocer museos de memoria, tolerancia y derechos humanos. En la visita a Chile aprendimos mucho. Una vez definido el concepto, faltaba tener un diseño que se adaptara a las necesidades y que pudiera construirse de acuerdo con los recursos disponibles. En ese sentido, recibimos el irrestricto apoyo de Nacho y su estudio de arquitectura, quien se identificó de inmediato con la idea. Se optó por un diseño por módulos que pudieran construirse de forma escalonada, conforme se obtienen los recursos que vendrán (en su mayoría) de una campaña pública de recolección.

En todo este tiempo se sumaron nuevos directores: Enrique, Anabella, Pedro, Isabel, Roberto, Horacio, Nacho, Olga, Paulina, Irvin, Elena, Rafael, José Ramón, Juan Carlos y otros que se me escapan conforman un equipo de trabajo que ha llegado hasta lo que tenemos hoy. Un proyecto sobre la importancia de los derechos humanos, la libertad y la democracia, como parte de una sociedad moderna. Un lugar para la reflexión positiva, que resalte la importancia de esos derechos y libertades, elementos de una democracia que tiene que ser entendida como algo mucho más complejo que votar cada cinco años. Bajo ese precepto se busca mostrar el pasado y preparar para el futuro.

El proyecto consta de cinco módulos. El de “Transparencia” será el área de administración con una guía del contenido del museo. El de “Memoria” tendrá una exposición sobre hechos ocurridos en Panamá. El de “Justicia” cubrirá los derechos humanos y sus violaciones en otros lugares. El de “Libertad” será un centro de documentación con noticias, documentos, fotos, videos y testimonios que se puedan ser utilizar para investigaciones sobre estos temas. Por último, el módulo de “Tolerancia” será un auditorio para conferencias, presentaciones y seminarios. Todo esto, en íntima relación con el entorno natural que se mantendrá intacto en el terreno. Los edificios comparten una plaza, un paseo de los derechos humanos y un memorial que recuerde a quienes perdieron su vida por violaciones a los derechos humanos en nuestro país. El lunes pasado, se dio la primera palada del proyecto por parte de la vicepresidenta de la República en representación del Gobierno, que dio su respaldo con entusiasmo.

Al final de la ceremonia se me acercó un hombre que traía en la mano una mochila de las que repartió algún gobierno y que, seguramente, fue un gran negocio para alguien. Al abrir la mochila sacó de ella unas fotografías y revistas arrugadas por haber sido vistas muchas veces. Eran imágenes de la brutal agresión que sufrió Billy Ford el 10 de mayo de 1989. En ellas, arrastraban el cadáver del guardaespaldas de “Don Billy”, asesinado aquel día. El señor de la mochila es el hermano de ese guardaespaldas. Desde entonces, ha vagado por muchos lugares, buscando con quién compartir la historia de su hermano. Al escucharlo y al ver a la madre de Marlene Mendizábal, abrazada a la foto de su hija; a la hermana de Hugo Spadafora, dando una palada con lágrimas en los ojos; a los familiares de las víctimas de la invasión y a quienes perdieron a sus seres queridos por violaciones de esos derechos elementales, es que se refuerza el compromiso para que un proyecto como este se lleve a cabo. Porque es un proyecto de todos… @drpichel

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Consumo de producción agrícola ¿Qué provincia es el reino del aguacate?

En Panamá, 92 productores cultivan 363 hectáreas de aguacate de las variedades ‘simmonds’, choquete, ‘booth’ y criollo.
Archivo

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

15 Nov 2017

Primer premio

4 7 2 9

BABB

Serie: 20 Folio: 11

2o premio

5026

3er premio

9314

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código