UNIVERSIDADES

El objetivo de la acreditación: Edgar. B. Peregrina

La acreditación es sinónimo de cambio para todos los actores. Aporto este puente de enlace para continuar el proceso, buscando las mejores prácticas. En síntesis, el objetivo de la acreditación es poner en marcha procesos que permitan medir la calidad a través de evaluaciones internas y externas del ámbito universitario, con referentes de estándares internacionales.

Estamos de acuerdo en que los avances de la educación en Panamá estuvieron en pausa, sin señalar a nadie en particular. La realidad hoy es que el sistema necesita cambios y tenemos todos que poner el hombro para salir adelante, aportando soluciones de mejora continua.

La acreditación que se inicia con la Ley No. 30, del 20 de julio de 2006, es la base para evolucionar hacia una visión de educación global, producto de la interdependencia, apoyando la tesis de que Panamá se convirtió en un jugador importante en la economía internacional. El entorno nos exhorta a buscar los cambios necesarios, con estándares de calidad, y no existirá mejor momento que el presente. Se puede interpretar como una inercia de tensión natural de las fuerzas económicas hacia la búsqueda del mejoramiento para competir. Es una tensión motivacional que producirá los escenarios de liderazgo del momento para avanzar hacia este cambio.

La educación es el instrumento que define ese mejoramiento de prosperidad de las naciones en el presente milenio, por lo tanto, se tiene que ofrecer este servicio con la mejor calidad posible, buscando un futuro competitivo en la aldea global.

La Ley 30 no es perfecta, pero permite avanzar hacia un norte de calidad educativa. Un buen referente es el modelo de Singapur, que es funcional en Panamá por las similitudes. Ese país inició ese proceso de calidad en 1965, luego de independizarse de los británicos, sus líderes tuvieron visión y no tardaron en identificar que los estudiantes serían la materia prima para forjar el futuro económico. Esta idea se describe en la Resolución No. 32 del 20 de diciembre de 2012, en el marco conceptual cuando se habla de calidad como satisfacción, “...necesidades educativas del estudiantes...”. Nuestros sistemas de monitoreo de calidad y los estudiantes no pueden esperar más.

Similar al entorno de Panamá, las economías de servicio en Singapur pronto dieron forma a los principales motores que mueven la riqueza, debido a su bajo inventario de riquezas naturales para producir. Panamá es un país con más de un 65% del PIB basado en los servicios –nuestras virtudes son geográficas–, ¿no es lógico pensar que tenemos que seguir perfeccionando la calidad de conocimientos sobre servicios? Si el servicio es nuestra fortaleza vital, se desprende que el plan estratégico de educación debe apuntar a fortalecer este objetivo, cuidando de la calidad del conocimiento. La educación es la fábrica de talentos que forma destrezas de calidad mundial, no es descabellado tener medidores de acreditación que certifiquen este compromiso, tiene que existir un monitoreo del mejoramiento. Haciendo un análisis de la Ley 30, observaremos que es un punto de partida frente a las expectativas de una nación de primer mundo, hemos iniciado el recorrido. Sin embargo, cada ciudadano debe tomar su lugar, con responsabilidad, para lograr cambios, en especial los líderes que llevan en alto el estandarte de las universidades. Para llenar algunos vacíos jurídicos y tomar acción necesitamos:

1. Más entrenamiento y difusión de los conceptos acreditación, evaluación y calidad. La evaluación es un instrumento de análisis para el mejoramiento continuo, y pierde su carácter de punitivo en la acreditación.

2. La participación de todos por igual. Principalmente, los dirigentes de la educación (sobre todo a nivel de rector), docentes, estudiantes, los líderes empresariales, los ministros y el Presidente.

3. Una ley que fomente el mejoramiento continuo en el país, y el sentido de urgencia. Y galardones de prestigio en la universidad, en la empresa y las instituciones del Estado que brinden la mejor calidad de servicio.

4. Más participación de los estratos sociales, con interés en el mejoramiento continuo del servicio y del sistema.

5. Anexar a la Ley 30 modelos administrativos de calidad (ISO 9000) y su relación entre el aseguramiento de la calidad y la gestión de calidad total.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Consumo de producción agrícola ¿Qué provincia es el reino del aguacate?

En Panamá, 92 productores cultivan 363 hectáreas de aguacate de las variedades ‘simmonds’, choquete, ‘booth’ y criollo.
Archivo

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

15 Nov 2017

Primer premio

4 7 2 9

BABB

Serie: 20 Folio: 11

2o premio

5026

3er premio

9314

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código