PRD

Una oportunidad de oro: Dimas Manuel Botello Alba

“¿Este pueblo, qué es lo qué es? ¡Este pueblo es PRD!”. Esta es la arenga que por muchos años identificó al Partido Revolucionario Democrático. Y es que este incorporó a personas de todos los niveles sociales, económicos y políticos. Así lo visualizó Omar Torrijos. El poder emana del pueblo.

Precisamente, ese criterio fue el que permitió a Torrijos armar un equipo de negociadores para la recuperación del Canal de Panamá. En un extremo estaba Rómulo Escobar Bethacourt y Adolfo Ahumada, y en el otro, Gabriel Lewis Galindo y Nicolás González Revilla. Hacer eso en la actualidad sería una misión improbable, por no decir imposible. Sería como sentar, proporciones guardadas, a Genaro López y Saúl Méndez junto a Stanley Motta y Ricardo Martinelli, y esperar que se pongan de acuerdo para establecer un nuevo Código de Trabajo.

Ese crisol de opiniones fue la esencia del PRD y le permitió convertirse en el principal partido de Panamá. Sin embargo, y aunque parezca contradictorio, tras la muerte del general el PRD se empezó a alejar de sus principios torrijistas y se convirtió en un partido de corte electoral, en el que el clientelismo, el divisionismo y el egoísmo es la tendencia que predomina.

Se ha perdido el contacto y el compromiso con las bases y, más aún, con el pueblo panameño, situación que influyó mucho en la reciente derrota electoral, catalogada como la peor en la historia como partido.

Su dirigencia (CEN) y sus diputados siguen en disputas internas de control y de poder, que no hacen más que agravar la crisis. Y lo peor, insisten en ventilar esas diferencias de manera pública lo que desanima al resto de la membresía que considera que su partido va rumbo al despeñadero.

En estos momentos hay diputados que discuten si se consideran como oposición o aliados, basados en el pacto de gobernabilidad. Craso error. El elector no elige a un diputado para que sea oposición o gobierno, sino para que proponga y apruebe leyes que beneficien a la mayoría de los panameños, indistintamente de quién sea el proponente.

Ante la elección del próximo contralor general de la República, el PRD tiene la oportunidad de oro de proponer y apoyar a una figura independiente que provenga de la sociedad civil. Es una oportunidad para volver a las raíces del pueblo, de la sociedad; para empezar a limpiar la mala imagen que tiene el partido; para dejar atrás el chantaje de apoyar una ley a cambio de partidas circuitales, de nombramientos y otras prebendas.

Mantener un candidato a contralor que sea miembro o “simpatizante” de un partido político será el primer paso del PRD hacia la derrota en 2019.

Ojalá no pierdan esta oportunidad de oro.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

FONDOS Banda musical hace recolecta para viajar a Pasadena

La banda está integrada por 250 estudiantes.
Especial para La Prensa/Vielka Corro Ríos

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

19 Nov 2017

Primer premio

8 0 5 6

CCAA

Serie: 13 Folio: 12

2o premio

9078

3er premio

3785

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código