CLIMA POLÍTICO

Entre pactos y promesas: Javier A. Arias Real

¿Está usted de acuerdo con el manejo político de nuestro país? Esta pregunta podría causar sinsabores en muchos, pero lo cierto es que tras dos años de gobierno el país sigue avanzando casi al mismo paso con que inició esta maratón.

Las zapatillas parecen no haberse desgastado y si hay una cosa en la que los miembros de la alianza (hoy rota) parecen estar muy de acuerdo es que esta no es una carrera de velocidad, sino de resistencia.

Recientemente, cinco partidos políticos realizaron actividades masivas, con lo que se adelantó la contienda electoral del año 2014 y se elevó el tono del discurso entre los políticos.

Se concretó la alianza entre los liberales y Cambio Democrático (CD); se impugnó la fusión entre el partido Molirena y el CD; se confirmó el liderazgo de Juan Carlos Varela en la presidencia del Partido Panameñista; se inscribieron 23 mil nuevos adeptos al Partido Revolucionario Democrático, y 83 mil nuevos adherentes se sumaron a las filas de CD, llevando al partido a convertirse en la segunda fuerza política y, en conjunto con sus aliados, en la mayor fuerza política que el país haya visto.

Pero, el número que para algunos sería la fortaleza de la alianza, para otros podría ser el talón de Aquiles del equipo gubernamental.

Muchos son los obstáculos que se han tenido que sortear en lo que va de esta carrera. El descontento de algunos grupos médicos, de educadores y de la tercera edad; los problemas de la Caja de Seguro Social; el escándalo de la Autoridad Nacional de Tierras; el rompimiento del supuesto pacto de alternabilidad en la Asamblea Nacional y la reciente solicitud de renuncia del canciller han mermado el ritmo que hasta este año llevaba el gobierno.

A pesar de estos obstáculos, el equipo de gobierno ya ha realizado algunas de sus promesas y cambios que los gobiernos anteriores no pudieron concluir.

Por ejemplo, se aumentó el salario mínimo, se uniformó el color de los taxis; se concretó la salida de los “Diablos Rojos” de las calles y la entrada del Metrobús; así como la construcción del Metro; la sistematización de la atención en la CSS; el Centro de Atención Ciudadana 311 y la construcción de mega proyectos, que siguen a la orden del día.

Para propios y ajenos, las discrepancias por la presidencia de la Asamblea y del método para aprobar la segunda vuelta electoral serían la roca que obstruiría el camino de la alianza, y se pronosticaba que ésta no llegaría a fin de mes. Pero, para sorpresa de todos, tanto Martinelli como Varela indicaban que su amistad se mantenía y sus voceros anunciaban que el pacto que los llevó al triunfo en las elecciones de 2009 seguía en pie.

Los analistas y periodistas no podían entender cómo los arnulfistas seguían aferrados a la promesa de un pacto que los llevaría a la presidencia en las elecciones de 2014, cuando ya Cambio Democrático había anunciado que podría ir con candidato propio.

Ahora, con el cambio en la Cancillería de la República y la posible dimisión de ministros de Estado, surge una nueva prueba en la que los políticos deberán elevar su nivel de comunicación y demostrar que, a pesar de los traspiés, hay hombres capaces de discernir, con respeto, y que, tal vez, algunos estén dispuestos a deponer sus intereses personales o partidistas por el beneficio del país y los demás.

¡Ojalá que este sea el caso!

Gálatas 6, 1-10, nos brinda unas hermosas palabras que vale la pena compartir en estos momentos. “Hermanos, si alguien cae en alguna falta, ustedes los espirituales corríjanlo con espíritu de bondad. Pero cuídese cada uno, porque tú también puedes ser tentado. Ayúdense unos a otros a llevar sus cargas, y así cumplirán la ley de Cristo. Si alguno se cree algo, cuando en realidad no es nada, se engaña a sí mismo. Cada cual examine su propia conducta; y si tiene algo de qué presumir, que no se compare con nadie. Que cada uno cargue con su propia responsabilidad. El que recibe instrucción, comparta todo lo bueno con quien le enseña. No se engañen: de Dios nadie se burla. Cada uno cosechará lo que ha sembrado. El que siembra en su carne, de la carne cosechará corrupción, el que siembra en el Espíritu, del Espíritu cosechará la vida eterna. Así, pues, no nos cansemos de hacer el bien, porque con el tiempo cosecharemos, si no nos damos por vencidos. Por lo tanto, siempre que tengamos la oportunidad, hagamos bien a todos...”.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

FONDOS Banda musical hace recolecta para viajar a Pasadena

La banda está integrada por 250 estudiantes.
Especial para La Prensa/Vielka Corro Ríos

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

19 Nov 2017

Primer premio

8 0 5 6

CCAA

Serie: 13 Folio: 12

2o premio

9078

3er premio

3785

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código