DEPENDENCIA

Nuestro país en la economía mundial: Miguel Ramos

En primer término, la economía es una actividad humana y como tal genera procesos complicados, contradictorios y desiguales en toda la geografía del globo. Mientras, producto de la crisis financiera, Estados Unidos, Japón y la zona euro experimentan lo que podríamos caracterizar como atonía económica de larga duración (debilidad prolongada), Asia, América Latina y África, encausados por la locomotora económica de China, registran altas tasas de crecimiento económico.

Aquí se cumplen las regularidades del desarrollo desigual entre las diferentes regiones del globo, en donde los países de capitalismo maduro generan tasas de crecimiento débiles, frente a los países de más reciente desarrollo e industrialización que registran altas tasas de crecimiento.

Este escenario ya se dio en el último cuarto del siglo XIX, después de la crisis financiera de 1873, cuando Gran Bretaña y Francia, las indiscutibles potencias dominantes de la época, declinaban frente a la irrupción de Alemania, Estados Unidos y Japón como potencias mundiales.

Para fines del siglo XIX, Alemania rebasa a Gran Bretaña como primera potencia de Europa y Estados Unidos ya era la primera potencia mundial por su producción industrial.

Después de la crisis de 1873, Gran Bretaña se constituye en exportadora neta de capitales y acelera la conquista colonial de África. Es decir, la economía de Gran Bretaña se dinamizó por los grandes montos de repatriación de capitales, lo que, de hecho, hizo del capital rentista su sector hegemónico.

Después de la gran recesión de 1974–1975, el capital especulativo cobra gran auge y para mediados de la década de 1980 las grandes compañías bursátiles desplazan a los bancos como intermediarios financieros. Esto coincide con la relocalización de grandes ramas de la industria manufacturera de Estados Unidos y Europa, en China y otros países asiáticos, provocando un proceso de desindustrialización de estos dos bloques económicos.

En medio de este complejo fenómeno, Panamá, catapultado por la reversión del Canal, su ampliación y por el aprovechamiento efectivo del potencial económico de su posición geográfica, registra la quinta ola de modernización de su economía.

La primera se ejecutó con la construcción del ferrocarril transístmico a mediados del siglo XIX; la segunda, con la construcción del Canal entre 1904 y 1914; la tercera, con la creación de la Zona Libre de Colón; y la cuarta, con la implementación del centro bancario internacional en 1970. Panamá firmó un tratado de libre comercio o de promoción comercial con Estados Unidos, que fue ratificado el 12 de octubre del año en curso por la Cámara de Representantes y firmado por el presidente Obama, nueve días después, el 21 de octubre. Esto fue recibido con gran satisfacción por las cúpulas empresariales de nuestro país.

Sobre este punto, es necesario tomar en consideración que las consecuencias de la crisis financiera del año 2008 todavía persisten. La economía de Estados Unidos registra un dinamismo muy débil y todo parece indicar que será de larga duración.

Cuando una economía entra en crisis, su evolución posterior puede ser en forma de V, W, U o L. La V indica una caída corta y una rápida recuperación, la W que la recuperación es sucedida por otra caída y posterior recuperación, la U, una recuperación lenta, y la L, una depresión prolongada. Todo parece indicar que la lenta recuperación que experimenta la economía de Estados Unidos se produce en forma de U. Si es así, la evolución actual se prolongará por tres o cuatro años más. Si después de este período la economía continúa débil, entra a la forma de L, lo que da paso a una depresión prolongada, denominada estancamiento secular.

Es necesario tomar en cuenta que los efectos de la crisis financiera de 1873 se prolongaron 23 años y la de 1929, por 20 años. En estas condiciones los beneficios que derivará Panamá en esta relación con Estados Unidos no serán tan densos como algunos esperan. Por tanto, el crecimiento económico de Panamá seguirá, directa o indirectamente, determinado por la evolución de China en el corto y mediano plazo.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Consumo de producción agrícola ¿Qué provincia es el reino del aguacate?

En Panamá, 92 productores cultivan 363 hectáreas de aguacate de las variedades ‘simmonds’, choquete, ‘booth’ y criollo.
Archivo

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

15 Nov 2017

Primer premio

4 7 2 9

BABB

Serie: 20 Folio: 11

2o premio

5026

3er premio

9314

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código