REFLEXIÓN

¿Qué es ser panameño?: Fernando Candanedo De Luca

En los últimos días se ha reavivado el tema de la inmigración a Panamá. En las redes sociales y los medios de comunicación se debaten los pros y contras de tan controvertido tema. Por un lado, hay quienes reclaman un proceso migratorio más responsable y transparente, que impida la estancia en el país de aquellas personas que lleguen con fines ilícitos. Esa es la aspiración legítima de cualquier ciudadano, porque tiene como objetivo la seguridad pública.

Pero no puede pasar desapercibido el hecho de que, aprovechándose de estas aspiraciones y del descontento popular, hay grupos subversivos cuya agenda es promover la xenofobia (discriminación contra los extranjeros) y el nacionalismo radical.

Su estrategia es exacerbar la diferencia de clases y promover falacias. Quieren sembrar la idea de que si no tienes trabajo es porque un extranjero te lo robó. O que ellos traen su cultura y no se adaptan a la panameña. Si esto es verdad, les invito a encontrar un italiano o chino, de tercera generación, que hable italiano o mandarín, y no le guste el “raspao” o el arroz con pollo.

La realidad es mucho más complicada. Panamá carece de personal capacitado en ciertos sectores, como ingeniería, ciencias, banca, etc. Por lo que muchas empresas se han visto en la necesidad de contratar a extranjeros que, sencillamente, están mejor calificados. Esto se debe al pésimo estado de la educación local. Quien niegue esta realidad trata de tapar el Sol con un dedo.

Abogar en contra de la inmigración puede ser un arma de doble filo. La historia está llena de ejemplos que muestran que el aislamiento económico y el proteccionismo a largo plazo resultan contraproducentes. La falta de competencia promueve el estancamiento y la ausencia de innovación.

Resulta irónico este sentimiento antiinmigración en un país en el que el 93% de la población desciende de pueblos con orígenes allende el mar. En vista de este popurrí de nacionalidades, volvemos a la incógnita que titula este artículo. ¿Qué es ser panameño? Bueno, para mí, panameño es el que ama a Panamá y trabaja por ella. Muchos extranjeros lo hacen, muchos nacionales, desafortunadamente, no. La respuesta no es prohibir la inmigración ni gritar “Panamá para los panameños”. La respuesta es un sistema migratorio que haga las debidas pesquisas y una educación que nos permita mantenernos competitivos en un mundo globalizado.

A quien le importe Panamá debe protestar, no para que se saque a los inmigrantes o para se prohíba la inmigración, sino debe protestar para exigir mejor educación, más justicia y un mejor gobierno.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Consumo de producción agrícola ¿Qué provincia es el reino del aguacate?

En Panamá, 92 productores cultivan 363 hectáreas de aguacate de las variedades ‘simmonds’, choquete, ‘booth’ y criollo.
Archivo

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

15 Nov 2017

Primer premio

4 7 2 9

BABB

Serie: 20 Folio: 11

2o premio

5026

3er premio

9314

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código