AMBICIÓN ENFERMIZA

Cuando mucho parece poco: Berna Calvit

La frase “la corrupción del alma” se anuda bien con la palabra “codicia”. ¿Qué es la codicia, qué la despierta, a qué nos lleva? ¿Los trágicos acontecimientos recientes en Iguala, México, tienen que ver con la codicia? ¿De qué tamaño era la codicia del multimillonario Bernard Madoff, hoy arrestado y condenado a 150 años de prisión por estafa de 17 mil 500 millones de dólares, considerada la más grande en la historia de Wall Street? Un vistazo al mapa de América basta para ubicar sonados casos de codicia en Colombia, Costa Rica, Nicaragua, Estados Unidos, Chile, Argentina, Perú, etc. México vive momentos de dolor y de ira; el bello y rico país lleva años sufriendo los efectos de la codicia con la que políticos, narcotraficantes y empresarios inescrupulosos rigen el diario vivir de millones de mexicanos que sufren las consecuencias de la perversa alianza. Fue la codicia del alcalde de Iguala y de su mujer, pariente de narcotraficantes, con los que se manejaban para controlar su área política y de operaciones, la que desencadenó la violencia que causó la muerte de 6 personas y la desaparición de 43 estudiantes, que se presumen muertos. La pareja consideró amenaza a su insultante vida de lujos y abuso del poder la llegada a Iguala del grupo de humildes estudiantes de magisterio en Ayotzinapa. ¿Será más feliz la esposa del presidente mexicano, Peña Nieto, en una mansión de siete millones de dólares cuyo origen levanta sospechas por vínculos con empresas favorecidas ampliamente por el mandatario? La codicia, ambición enfermiza por poseer bienes materiales que no se consiguen por el camino recto, es voraz, insaciable; envenena el alma y ciega tanto el entendimiento que el codicioso se siente todopoderoso, cree que la justicia no lo alcanzará. ¿Podría decirse, entonces, que el estilo de vida materialista que promueve el consumismo nos ha deshumanizado al punto de acallar la conciencia moral, los valores éticos esenciales? Creo que en cierta medida lo ha logrado.

Ningún nivel social escapa a esta lacra; la diferencia está en el monto de lo robado. Un rasgo común a los corruptos es su justificación: “todo el mundo roba”. El sitio más propicio para dar rienda suelta a la codicia es una posición gubernamental que entre más alta más la favorece, millones de dólares a la mano y mucha gente repartiéndose la riqueza nacional. Y la codicia crece y se extiende como la mala hierba. Dijo Arthur Schopenhauer que “La riqueza material es como el agua salada; cuanto más se bebe, más sed da”. Es difícil que alguien tome tanta agua salada pero como figura tiene sentido. ¿Por qué tantos se vuelven corruptos en el poder? ¿O es cierto que “El poder no corrompe, el poder desenmascara”?, cita cuya paternidad no está clara, por lo que sigo el consejo de “ante la duda, abstente”.

Panamá no ha estado libre de corrupción. Hasta hace unos años eran mordiscos aislados; algunos grandes, otros no tanto; pero la corrupción ganó terreno y los hallazgos de las últimas semanas confirman que en el último quinquenio se filtró profundamente en las instituciones gubernamentales; “se institucionalizó”, según algunos. Tres ejemplos perfectos de codicia acaparan las noticias actualmente: el del magistrado separado de la Corte Suprema de Justicia Alejandro Moncada Luna; el del exministro de Desarrollo Social (Mides) Guillermo Ferrufino; y el de Rafael Guardia Jaén, exdirector del Programa de Ayuda Nacional (PAN). No bastó un apartamento de lujo, una fastuosa mansión de playa ni miles de dólares. No. Quisieron más lujos, más propiedades, más millones de dólares. Como dije antes, la codicia corrompe el alma y cuando se llega a este punto, mucho parece poco. En todos los casos que están aflorando (Ampyme, call centers, migración, Anati, PAN, etc.,) los funcionarios eran estrechos colaboradores del presidente Ricardo Martinelli, quien ha dicho en varias ocasiones que “sabía todo de todos”, lo que interpreto como que estaba al tanto de “las idas y venidas” de sus fieles colaboradores. Son de especial relevancia, por su proyección internacional, Finmeccanica/Lavítola y Financial Pacific. La responsabilidad del expresidente Martinelli en la conducta de sus funcionarios no debe ser pasada por alto. Es atemorizante que además, en algunos casos, apareciera la injerencia del narcotráfico en la política (caso Messina, en el que se mencionó a un diputado PRD). Todos los corruptos, funcionarios y empresarios que hicieron mancuerna para negocios sucios deben ser expuestos públicamente y castigados (o absueltos) según corresponda. Es lo que esperamos del Gobierno y por eso el futuro Procurador General y el Contralor General deberían ser garantía de rectitud e imparcialidad.

La codicia nace de la carencia espiritual y de valores e intereses egoístas; los bienes materiales no llenan esas carencias. El codicioso es vanidoso, rico por fuera pero pobre por dentro; como Madoff, Escobar Gaviria, Montesinos, los Somoza, Marc Harris, Murcia Guzmán, etc., caminará siempre por la cuerda floja. Los bienes que se ganan con trabajo honesto, empeño y creatividad satisfacen; nos hacen apreciar las alegrías cotidianas, el cariño auténtico, la libertad que da una conciencia limpia, el reposo sin sobresaltos. ¿Servirá para hacernos reflexionar sobre los males de la codicia, lo que están viviendo Moncada, Ferrufino y Guardia y otros? ¿Cree que la justicia cumplirá? Ya lo sabremos.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

La procuradora general de la Nación de Panamá, Kenia Porcell, viajó a España, donde sostuvo reuniones de alto nivel en la sede de la Fiscalía General de ese país.
Cortesía/Gabinete de comunicación de la Fiscalía General de España

CASO ODEBRECHT Porcell se reúne con fiscal que coordina rogatorias en España

Aeropuerto Internacional de Tocumen Mitradel ordena arbitraje entre Copa Airlines y sindicato

Los empleados se mantuvieron fuera de sus puestos.
LA PRENSA/Alex E. Hernández

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

22 Nov 2017

Primer premio

3 5 1 5

BBAC

Serie: 13 Folio: 15

2o premio

4722

3er premio

5119

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código