DISTORSIÓN

¿Qué pasa con nuestra economía?: Yohel Amat V.

Solo hay que salir a la calle y conversar con la gente para comprobar que algo muy extraño está pasando, ya que se supone que nuestra economía está muy bien, pero casi nadie parece notarlo.

Ahora, muchos dicen que “todo el mundo habla del baile de acuerdo a como le fue”. Por eso, unos dirán que la pasaron muy bien, porque se divirtieron mucho, mientras que otros comentarán que les fue muy aburrido, ya que la pasaron “más solos que la una”.

Aparentemente, en este “baile” de miles de millones de dólares, son los menos a los que les va excelente, por lo mucho que están gozando con tanta riqueza, ya que el lamento es general: el dinero no alcanza.

Por razones obvias, esa acomodada minoría tiene mayores posibilidades para acceder a los medios a pregonar allí nuestros maravillosos índices de crecimiento, los cuales son la envidia de la región.

Pero, ¿es esa la realidad en la calle?

Hagan la prueba y encuesten a las personas a su alrededor. Muchos dirán que el presupuesto en casa rinde menos, que todo está más caro y que lo de “pleno empleo” es una fantasía que a los gobiernos les encanta vender.

En la actualidad, muchas familias solo pueden aspirar a sobrevivir hasta la siguiente quincena, mientras que en otros hogares el principal ingreso proviene de nuestra creciente economía informal, aquella en que no existe ni el pago de impuestos ni la posibilidad de cotizar cuotas de la Caja de Seguro Social.

Muchos de esos que comen bien tres veces al día, y que los fines de semana van a descansar a sus casas de playa o de montaña, llegan a cometer la ligereza de decir que en Panamá estamos bien, usando como base para decirlo la trillada observación de que los centros comerciales siempre están llenos.

Lo que sí es real, y no una frívola percepción, es que de cada 10 panameños, 4 viven en pobreza total y que más de 500 mil panameños viven en pobreza extrema.

También podremos ver que hay una clase media endeudada y ahogada en impuestos y en créditos para poder tener una vida más allá de la subsistencia. ¿Alguien les obliga? Claro que no, pero el hecho de carecer, en su mayoría, de educación financiera y de disponer de múltiples y atractivas facilidades de crédito, explicaría este último fenómeno.

Ya es hora de tomar las cosas en serio para exigirle al Gobierno y a los economistas un diagnóstico humano, social y serio de nuestra economía, para enmendar las muchas distorsiones que tiene desde hace décadas.

Y más aun, los panameños quieren que dicha diligencia venga acompañada de planes que ayuden, en el menor plazo posible, a que el jamón ya no sea solo para unos cuantos y las migajas para el resto.

De otra forma, seguiremos apareciendo en las listas de países con peor distribución de la riqueza y mayor desigualdad. Y en sitio de honor.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

FONDOS Banda musical hace recolecta para viajar a Pasadena

La banda está integrada por 250 estudiantes.
Especial para La Prensa/Vielka Corro Ríos

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

15 Nov 2017

Primer premio

4 7 2 9

BABB

Serie: 20 Folio: 11

2o premio

5026

3er premio

9314

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código