SOCIEDAD

La política del engaño: Azucena Filló Haro

No hay cosa peor que el engaño. Sea este producto de una acción colectiva o selectiva (individual); no hay nada más hiriente que se nos tenga en un plano inferior en cuanto a inteligencia y a la capacidad de estimar si lo que alguien dice es cierto, o si miente por costumbre o porque se considera más inteligente para herir nuestra capacidad de razonar; y no hay nada más decidor que descubrir la verdad tras las palabras que se pronuncian y revelan qué clase de ser es el que las pronuncia, si demuestra sagacidad en su mentir, y su creatividad como método de engaño por el mero placer de burlarse y creerse más inteligente.

Pero la mentira tiene doble filo. Puede hacer más daño al que la dice que al que la recibe y tiene, usualmente, un hilo conductor que si investigamos puede producirnos asombro, curiosidad y hasta gracia. Hay otras mentiras que revelan al mediocre, en toda su plenitud, y son aquellas que nos dicen mucho del hombre que, con soltura, suele proferirlas.

Las hay de todos tamaños y hasta piadosas. Nos sirven para calmar nuestra conciencia, para no herir sentimientos ajenos, pero hay otras que son las peores, las crueles, las que denigran, las que buscan burlar las esperanzas de todo un pueblo. Claro está, estas son las que con cierta facilidad suelen usar los políticos que, a lo largo de carreras de vividores de la cosa pública, acostumbran complacer a las masas seguidoras con cuanta promesa, vana y falsa, usan como método de engaño; y es que han aprendido a mentir tanto que confunden la realidad en que viven, creyendo que la mentira que usan, por convicción de su desviada inclinación a la falsedad, es en realidad la verdad estimada como buena para la masa que les cree cuantas promesas se les vengan a la cabeza.

La política así, chiquitita, sin un hálito de esperanza es la que venden los políticos; no el verdadero sentido de lo que debe ser, por eso, veremos en el escenario cuanta rémora se les pueda pegar, inclusive políticas y políticos cuya trayectoria ya es conocida, acomodándose como mejor pueden para descabezar a uno u otro, siempre y cuando la mentira surta efecto en la gente que les rodea, porque para ellos no hay límites en su capacidad de mentir, siempre que esto sirva a sus propósitos. El mundo está lleno de seres así. Todo esto nos debe conducir a preguntar: ¿A qué lleva tanta mentira? ¿Podemos acaso transformar la realidad o se puede vivir eternamente del engaño? Hoy, con políticos tan desprestigiados, debiéramos pensar un poco más y reflexionar si seguimos al flautista y a su orquesta o somos capaces de ver detrás de todos sus rostros a los mismos codiciosos de siempre; a los vividores de la cosa pública que se han reído de todos aquellos que, de buena fe, les creyeron.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Conquista

La Prensa en alianza con el Pulitzer Center invita a sus lectores a una experiencia inédita de periodismo transmedia. Una historia sobre la costa Atlántica que pone en cuestionamiento qué tipo de desarrollo queremos para nuestro país. Haga clic en la foto.

Por si te lo perdiste

Fiscalía apelará decisión del juez La apuesta de Guardia Jaén: recuperar su mansión y eludir la prisión

Defensa de Guardia Jaén dice que juez Loaiza actuó de forma ‘jurídica’ Vídeo
LA PRENSA/Manuel Vega Loo

GOBIERNO MANTIENE INHABILITACIÓN Tocumen rechazará oferta de Odebrecht

Carlos Duboy, gerente de Tocumen, S.A.LA
Ricardo Iturriaga

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

13 Dic 2017

Primer premio

0 4 5 4

DAAD

Serie: 7 Folio: 1

2o premio

1238

3er premio

1041

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código