MANEJO DEL GOBIERNO

La política frente al malestar del pueblo: Javier Comellys

Cuando se conjugan y se confunden los conceptos e ideas emanadas de la ética, de la Iglesia; cuando pretenden imponer reglas morales a la libertad de culto; cuando el honor de la familia y de los políticos ruedan como pelotas por el piso e, igualmente, se confunden los términos de la democracia y la libertad con el libertinaje, es porque estamos ignorando lo que en la estructura social se denomina conciencia de clases; es porque hablamos literalmente de un malestar del pueblo o lo que el sociólogo Robert Merton denominó un anomie, que significa falta de normas e incapacidad del sistema político de proveer a los individuos dentro de su estructura social lo necesario para lograr las metas que lo conduzcan hacia su autorrealización.

Dentro de este marco conceptual, Merton hace hincapié en el desequilibrio entre los objetivos socioeconómicos y las normas que nos impone el sistema institucional y político.

Por otro lado, a través de un profundo análisis sobre la psicología de las masas, Gustavo Le Bon comprendió y llegó a la ineluctable conclusión de que gran parte de los enfrentamientos que han ocurrido en la historia del hombre contra la fuerza bruta y el poder giran en torno a la búsqueda del bienestar y la felicidad.

Comprendió, también, que las causas del malestar en las masas reside en la incapacidad del individuo de soportar el grado de frustración que le impone el sistema, en aras de sus progresos de un ideal social, económico y cultural. La disconformidad, impotencia, desigualdades y el abandono del individuo a su suerte, por arte y parte de los políticos y los gobiernos de turno, produce una dicotomía arbitraria entre las metas socioculturales y los medios institucionales. De ahí que el malestar del pueblo minimiza los instintos y la inteligencia. El individuo y las masas se convierten en simples espectadores de un circo romano, sumisos a las rutinas, a los prejuicios y a las domesticidades, cuyas acciones y motivos no siempre cuestionan. Como en la política, siguen ciegamente a los políticos sin conciencia de clase, sin principios ni ideología, cada cinco años que se abre el periodo de elecciones. Promesas y más promesas incumplidas son el plato de cada día, sin carne ni aderezos; ella no llega a los estómagos inflamados ni a los intestinos delgados por la inanición, porque la carne es para el poder político y económico, la aristocracia.

La sociedad lo que hace, según Sigmund Freud, es maniatar sus instintos primarios sobre todo los vitales, los de sobrevivencia; es cuando oscuras tinieblas se ciernen sobre el inconsciente del individuo, produciendo frustraciones, traumas, violencia, etc. Delirios colectivos, como el de la inferioridad, alucinaciones que en algunos casos parecieran tener más verdad en lo irreal, y más realidad en las fantasías. Falsas promesas, contradicciones en el sistema político e institucional originan en la sociedad incapacidad de adaptación, pobreza e inseguridad, desempleo, angustia diaria para transportarse de un lugar a otro, alto costo de la vida y falta de agua; son el calvario y padecimiento eterno de un pueblo desheredado de la historia, de los gobiernos de turno, del tiempo y del espacio.

El sistema político parece ser el resultado de un trauma concebido en la transición; el paso de la dictadura a la democracia. La adaptación de los partidos a vivir ante las demandas que le exige una nueva sociedad; el paso a una nueva concepción de vida y al sistema democrático ha traído como consecuencias que la sociedad panameña viva en la incertidumbre; disconforme no solo con lo malo, que es lo correcto, sino de lo bueno; inseguridad en sí mismo y en el sistema que gobierna. Partidos que se autodenominan renovados, que han pasado por un proceso evolutivo para conservar su vigencia y supervivencia, como la del cocodrilo, luego de la extinción de sus predecesores los dinosaurios, parecen no entender ni adaptarse a la sociedad democrática.

Lo peor de todo es que los dinosaurios, hoy evolucionados y renovados en cocodrilos, no dejan de ser violentos ni agresivos. Cuando alcanzan el poder manejan los puestos y las instituciones públicas como si fueran subastas; al final, los favorecidos serán los mejores postores, y mientras todo esto ocurre, el pueblo vive con el corazón afligido, marginado; observando cómo el alma indolente de un corrupto se aprovecha de su ignorancia y su nobleza.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

La procuradora general de la Nación de Panamá, Kenia Porcell, viajó a España, donde sostuvo reuniones de alto nivel en la sede de la Fiscalía General de ese país.
Cortesía/Gabinete de comunicación de la Fiscalía General de España

CASO ODEBRECHT Porcell se reúne con fiscal que coordina rogatorias en España

AEROPUERTO Despega operación de Taeca

Se trata del primer vuelo comercial  e internacional que se realiza desde la terminal aérea colonense.
LA PRENSA/Roberto Cisneros

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

22 Nov 2017

Primer premio

3 5 1 5

BBAC

Serie: 13 Folio: 15

2o premio

4722

3er premio

5119

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código