EL PAÍS AL REVÉS

Cuando lo positivo parece obsoleto: Eyda Guardia Quirós

Desde hace más de 20 años los panameños disfrutamos de una democracia que, sin ser íntegra, nos debe llevar hacia un crecimiento social y económico con equidad. Sin embargo, los actuales administradores de nuestro sistema de gobierno tienen a un gran porcentaje de la población angustiada por noticias que nos dicen que muchas cosas positivas van quedando obsoletas.

La figura de la licitación pública para proyectos millonarios es casi obsoleta, la tendencia constante es la contratación directa y, también, es una constante que las empresas contratadas entreguen productos u obras defectuosas, y no pasa nada.

El derecho ciudadano al libre tránsito va quedando obsoleto. Casi todos los días, por diferentes motivos y en diversos puntos del país, alguna comunidad decide cerrar una vía para exigir que el Gobierno atienda sus necesidades.

La simpatía ciudadana hacia las exigencias de los señores indígenas ngäbe buglé va quedando obsoleta, por más errores que cometiera el Gobierno, al no prevenir la situación con el cierre de la vía Interamericana; ya hubo suficientes personas y empresas afectadas que quedaron varadas en esos días. Las reclamaciones de los indígenas ya resultan abusivas. Ellos no pueden decidir por el resto de los panameños en cuanto al desarrollo de las hidroeléctricas; el bien común de la mayoría debe prevalecer en un sistema democrático, y eso debe garantizarlo el gobierno de turno.

Parece que los billetes de un dólar de Estados Unidos ya son obsoletos en nuestro país y, en su lugar, nos quieren imponer unas antipáticas monedas de un balboa y, tal vez, pronto de dos balboas. Panamá no tiene banco central y el dólar estadounidense es de curso legal desde el año 1904, sin problema alguno. Sin embargo, ahora el Gobierno presenta su iniciativa de las nuevas monedas de balboa, se supone que para ahorrar y ganar con lo que se conoce como señoreaje. Pero, también, hay que contratar una casa de monedas que haga las acuñaciones y que, seguro, se hará sin licitación pública.

La autoridad, por la jerarquía que establece un cargo, también va quedando obsoleta. El director de una institución de seguridad pública toma decisiones por encima de un ministro, que es su jefe inmediato, y por encima de una orden de un juez que prohíbe el uso del pele police, porque al parecer su compromiso es responder únicamente a la autoridad máxima en el país, el Presidente. Situación que puede ser lógica, si resulta cierto que además en esa dirección el salario es más alto que el del ministro.

La credibilidad, en especial, la honestidad de su palabra pareció quedar obsoleta en nuestro Presidente, cuando hizo el triste acto de invitar a 13 notarios públicos para que certificaran que él no piensa buscar la reelección presidencial. Dios quiera que valores como la honestidad y la integridad no queden obsoletos en nuestro país, y que quienes están involucrados en la vida política tomen decisiones con base a ellos, lo que seguro será de su beneficio personal y familiar.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Consumo de producción agrícola ¿Qué provincia es el reino del aguacate?

En Panamá, 92 productores cultivan 363 hectáreas de aguacate de las variedades ‘simmonds’, choquete, ‘booth’ y criollo.
Archivo

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

15 Nov 2017

Primer premio

4 7 2 9

BABB

Serie: 20 Folio: 11

2o premio

5026

3er premio

9314

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código