LECCIONES

El pasado y el presente: Carlos Eduardo Galán Ponce

Es probable que aquel que hable con desprecio del pasado, en una comunidad como esta –que ha vivido casi permanentemente en una envidiable paz social y donde se podía comer a precios razonables–, lo haga porque no quiere vernos en ese ambiente de tranquilidad y sosiego. O debido al egocentrismo múltiple de los que creen y pregonan que antes aquí no había nada y que el país nació con ellos, al toque de su varita mágica. Aunque la realidad sea muy distinta a esa bufonada de “más en 4 que en 40”.

Por muchos años, para desplazarse por tierra desde Chiriquí hasta la ciudad capital había que hacerlo utilizando un camino de terracería, por el que no se aventuraba el transporte de carga articulado. Pero utilizarlo tenía su encanto. Imaginabas el tesón y el arrojo de esos hombres, que prácticamente con sus manos, viviendo en rústicos campamentos, con grandes dificultades y ayudados por los equipos rudimentarios de la época, supieron abrirse camino, cortando montañas, nivelando llanuras y rellenando áreas anegadas. Erigieron puentes tan extensos, como el que corre sobre el río Tabasará, y tan majestuosos, como el que corría sobre el río Chiriquí; una incomparable estructura, réplica del puente Golden Gate de San Francisco, en Estados Unidos.

Obras como esta fueron el producto de serias planificaciones de ingenieros responsables y de gobiernos igual de serios. Con recursos propios, manejados con cautela y honradez, sin endeudar al país y sin un asomo de sobrecostos. Y cuando finalmente el presidente Marco A. Robles inauguró en 1967, en Tolé, el último tramo pavimentado de la ya moderna vía, lo hizo con la modestia propia de quien sabía que lo único que hacía era finalizar la integración de todo el país, con una obra producto del esfuerzo de varias generaciones. No llegó a alabarse como el creador del desarrollo.

Si recuerdas las dictaduras que asolaron a esta sufrida América Latina por décadas, verás que todas tuvieron un componente en común: se sabían ilegales y producto de la fuerza, y el propósito del dictadorzuelo era quedarse allí arriba para toda la vida. Sabían que no habría manera de explicarle a un nuevo gobierno, ni una pequeña fracción de su deleznable comportamiento. Así era el pasado.

El presente, en esencia no mucho ha cambiado, quizá solo los métodos. Ahora obtiene el trono, en una elección, el menos malo y comienza a maniobrar para perpetuarse, “legalmente”, en el poder. Se compra una pandilla de diputados, a precio de “viernes negro”, con los dineros del pueblo. Se nombra una Tremenda Corte a la medida, con otro Tres Patines, y le queda listo el panorama para hacer las leyes necesarias para reeligirse o para alternarse en el poder a la par de un peoncito manso. De esto ya tenemos ejemplos alrededor. Y parece que a nosotros ya nos toca a la puerta algo de lo mismo. Como que el tiempo solo los barniza, pero no los cambia.

El sufrido pueblo de la República Dominicana tuvo que soportar hasta el cansancio, durante más de 30 años (1930–1961), escuchar en todos los medios de comunicación el nombre de su ungido patriarca. Y cada vez que se referían a él, había que hacerlo en términos como este: “Nuestro amado líder y guía espiritual, el generalísimo Rafael Leonidas Trujillo Molina, benefactor de la patria, padre de la patria nueva...”. Más otra retahíla de payasadas que no logro recordar. Se le pasó agregar: “Más en 31 que en 86”. Como también estaba “descocado”, quizá no recordaba que el país había logrado su independencia en 1844.

Aquí hoy no puedes encender una emisora de radio o de televisión, sin escuchar el bombardeo que promueve el culto a la personalidad de quien gobierna, y del que creen que va a sucederlo. Es algo cacofónico, enfermizo. No nos dejan un minuto de paz. Es un cacareo constante pagado con el dinero de todos nosotros. Como que aquí sí se dieron la mano el presente y el pasado.

¿Cuántos males se ayudarían a prevenir, si esos dineros se utilizaran en programas educativos? Pero les pasará como la campaña de una gaseosa que se llamó, efímeramente, “Doble Cola” en México. Pero eso será un tema aparte.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Conquista

La Prensa en alianza con el Pulitzer Center invita a sus lectores a una experiencia inédita de periodismo transmedia. Una historia sobre la costa Atlántica que pone en cuestionamiento qué tipo de desarrollo queremos para nuestro país. Haga clic en la foto.

Por si te lo perdiste

MONITOREO Alerta verde se extiende por 24 horas

Donderis pidió a la población prestar atención a los comunicados oficiales y seguir las recomendaciones a fin de no poner en riesgo sus vidas.
Tomada de @Sinaproc_Panama

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

13 Dic 2017

Primer premio

0 4 5 4

DAAD

Serie: 7 Folio: 1

2o premio

1238

3er premio

1041

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código