IMPOSICIONES EXTERNAS

Las razones para eliminar el proyecto de ley 61: Marina Áurea Videgaín de Españó

La Federación Internacional de Planificación Familiar (IPPF, por sus siglas en inglés) impulsa un nuevo proyecto de educación integral en sexualidad, dentro del marco estratégico de su plan de Planificación de la Familia 2005-2015. Un documento de esta organización destaca la necesidad de “aumentar los vínculos entre la salud de las y los adolescentes, a través de la creación de programas de educación integral en sexualidad, basados en un marco de derecho”. Estos elementos son: género, salud sexual y reproductiva, ciudadanía sexual y placer, entre otros.

La IPPF desaconseja los programas que se enfoquen solo en la abstinencia. La forma como se redactó el documento cubre, con exactitud, los principios que el proyecto de ley 61 expone en sus 27 artículos (ver en internet: Marco de la IPPF para la Educación Integral en Sexualidad, EIS). Dicho proyecto de ley fue elaborado por la FundaGénero, Voces Vitales y la Asociación Panameña para el Planeamiento de la Familia (Aplafa). Esta última afiliada a la IPPF, que lo puso en manos del diputado Crispiano Adames para que lo impulsara. Estas oenegés promueven la ideología de planificación familiar y los derechos sexuales de todos los individuos (se incluye a los niños, como el objetivo principal).

La Aplafa es la más interesada en la aprobación del proyecto de ley 61. Para conocimiento de quien no lo sepa, la IPPF es la institución abortista líder en el mundo. Percibe ingresos billonarios que reparte entre sus afiliadas de los diferentes países para lograr sus objetivos financieros (que es lo que más le interesa), condicionado a la aprobación de leyes como la que está en discusión. Como es obvio, el proyecto de ley 61 busca cumplir con los dictámenes de organismos internacionales, como la OMS y la IPPF, al igual que con los compromisos adquiridos con la ONU, para poder recibir fondos que nuestro país no necesita.

La distribución de píldoras anticonceptivas (incluida la del día siguiente) es parte de las ordenanzas que contempla el proyecto de ley 61. Estas píldoras contienen estrógeno, algunas en mayor cantidad que otras. Si el estrógeno natural en la mujer es una hormona fuerte, el que contiene las pastillas (sintético) es mucho mayor. Los estudios indican que esta hormona aumenta el riesgo de cáncer de mama en la mujer.

Desde 1960, cuando se comercializaron las píldoras, hasta el presente, la curva del cáncer de mama se incrementó de forma considerable. Es decir, el porcentaje de aumento es mil veces mayor, así que no hay necesidad de ser científico para comprender que el comportamiento de esta enfermedad tiene una correlación con las píldoras anticonceptivas hormonales. ¿Cómo puede un médico desatender estos peligros y atreverse a recetar píldoras del día siguiente a las niñas que se lo pidan? ¿Cómo puede apoyar el proyecto de ley 61 que las autoriza?

No se necesita esa ley. Lo que se requiere es buscar soluciones sociales enfocadas en mejorar la situación de pobreza de la sociedad. Si las organizaciones internacionales quieren donar recursos monetarios, que lo hagan de forma incondicional para que se utilicen en ayudar a las familias numerosas de escasos recursos, porque la maternidad es sagrada y un don especial de la mujer.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

FONDOS Banda musical hace recolecta para viajar a Pasadena

La banda está integrada por 250 estudiantes.
Especial para La Prensa/Vielka Corro Ríos

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

19 Nov 2017

Primer premio

8 0 5 6

CCAA

Serie: 13 Folio: 12

2o premio

9078

3er premio

3785

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código