CAMBIO DE GOBIERNO

Al gran pueblo argentino, ¡salud!: José A. Friedl Zapata

La elección de Mauricio Macri, como nuevo presidente de la República Argentina, cierra el sombrío período de 12 años de hegemonía del clan de los Kirchner, que sumió al país no solo en el atraso económico y en el empobrecimiento evidente de amplios sectores de la población, sino que sembró odio, confrontación y divisiones en la sociedad argentina.

El grado de corrupción al que llegó este clan no se había registrado nunca antes en el país. Ahora, por primera vez, los argentinos han elegido a un candidato que no pertenece a ninguno de los dos desprestigiados partidos tradicionales, ni al peronismo ni al radicalismo.

Durante el último y único debate presidencial, realizado el día 15 de noviembre, Macri se dirigió, cara a cara, a su contrincante Daniel Scioli y le preguntó: “Me comprometo a suspender a Venezuela del Mercosur, por sus abusos con la democracia y a derogar el memorando con Irán, vos te comprometés?”. Dos veces le planteó la misma pregunta a su opositor y dos veces la ignoró, sin responder.

Con la elección de Macri, la política exterior de Argentina cambiará de forma radical, influyendo inevitablemente como antídoto de los destructivos sistemas populistas del continente. El concepto de Macri en política exterior prevé la expulsión de Venezuela del Mercosur y, aplicando la cláusula democrática, pedirá la liberación de los presos políticos. De lo contrario rompería las relaciones con Venezuela. Prevé, además, una revitalización del Mercosur, acelerando un convenio de libre comercio con la Unión Europea, y buscará una convergencia con el bloque comercial de la Alianza del Pacífico. Además, un acercamiento a Estados Unidos está entre sus prioridades, a la par del alejamiento de Argentina de los regímenes bolivarianos.

Como vemos, es todo un drástico giro en su política exterior, en contraste con la política de continuismo kirchnerista que hubiese seguido su contrincante Scioli. Y no dejemos de mencionar la revisión prevista, a corto plazo, del acuerdo secreto con Irán de la presidenta, que lleva consigo toda la sombra de una conspiración a favor del Gobierno iraní para tapar el atroz atentado contra la organización judía AMIA, que cobró como última víctima al fiscal Alberto Nisman, asesinado en circunstancias aún no aclaradas.

En política interna su programa se podría reducir a los siguientes puntos: reducir la pobreza a cero; derrotar al tráfico de drogas utilizando, como en Brasil, la ley del arrepentido; fortalecer la libertad de expresión y eliminar la Secretaría Estratégica para el Pensamiento Nacional, de rasgos netamente fascistas; unir a los argentinos, terminar con las confrontaciones kirchneristas y fortalecer el diálogo político; reforzar la independencia de la justicia y remover a los jueces corruptos.

No se descarta, en un futuro cercano, el nombramiento del fiscal José María Campagnoli, como procurador general de la Nación, quien fuera un perseguido político de Cristina por haber intentado llevar a tribunales algunos corruptos de la cúpula kirchnerista, incluida la propia presidenta.

Para poder hacer funcionar todas estas reformas, el nuevo presidente necesitará cubrir, nada más ni nada menos, unos 10 mil cargos que son los necesarios para su gestión, dado que su coalición Cambiemos no solo dirigirá los destinos de la República, sino que además ganó la provincia de Buenos Aires, por parte de la joven y carismática politóloga María Eugenia Vidal, y la propia ciudad de Buenos Aires, manejada ahora por el “hacedor” Rodríguez Larreta, quien goza de muy buena imagen. Para ello Macri recurrirá a cuadros idóneos de su confianza, muchos de ellos exitosos hombres de negocios, empresarios y profesores que están dispuestos a aportar su granito de arena por el futuro del país y, también, a los cuadros de los partidos que forman parte de su coalición.

Es evidente que el próximo presidente tendrá que enfrentar muchas barricadas políticas, internas y externas, que tratarán destruirlo con campañas de desprestigio y miedo. También está el importante hecho de que Macri no cuenta con mayoría en el Congreso, y estará obligado a negociar y construir puentes, algo que no le es ajeno en su carrera política. Pero también es posible que pueda resistir al populismo totalitario, dentro y fuera de las fronteras, y se vuelva en una referencia para futuros gobiernos republicanos del continente. ¡Al gran pueblo argentino, salud!, como reza en su himno nacional, y buena suerte.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

CENTRO DE CONEXIONES AÉREAS DE TOCUMEN China, un reto para el turismo panameño

Aeropuerto Internacional de Tocumen Mitradel ordena arbitraje entre Copa Airlines y sindicato

Los empleados se mantuvieron fuera de sus puestos.
LA PRENSA/Alex E. Hernández

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

22 Nov 2017

Primer premio

3 5 1 5

BBAC

Serie: 13 Folio: 15

2o premio

4722

3er premio

5119

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código