DEMOCRACIA Y PAZ SOCIAL

El papel del quinto poder: Ángelo Chen Guardía

El papel del quinto poder: Ángelo Chen Guardía El papel del quinto poder: Ángelo Chen Guardía
El papel del quinto poder: Ángelo Chen Guardía

Asumir que el derroche faraónico del mayor boom económico de todos los tiempos ha terminado forma parte de un pensamiento utópico e irreal, pues el despilfarro en tiempos de abundancia es una costumbre ancestral de ricos y pobres. Imaginar que no habrá negociados ni saqueos desalmados a los bienes públicos son solo sanos deseos y esperanzas, toda vez que las mismas estructuras burocráticas y jurídicas perviven intactas para permitir próximos abordajes vandálicos a la nave del Estado.

Los miles de millones disponibles, auténticos vellocinos de oro, continuarán agitando las fauces insaciables de políticos y empresarios codiciosos, vistiendo ya su piel de oveja para el ataque en este y en el siguiente quinquenio, aunque Juan Carlos Varela promete convertirse en una inflexión de referencia, sin precedentes en los anales de la justicia en Panamá.

De los orígenes del actual estado de sitio a la probidad y al orden, Moncada Luna y Guardia Jaén no son más responsables que la sociedad que los ha formado a ellos y a ese panameño que concibe y exhibe, como su cuarto símbolo patrio, la folclórica y celebrada subcultura del “juega vivo”.

La visceral adicción al juego y al azar de las mayorías, expresa su predilección por las soluciones mágicas e ilusorias, como construir un edificio de apartamentos con el primer premio de la lotería extraordinaria. Precondición que en este entorno de consumismo conduce a caer en tentaciones diabólicas en presencia de la primera oportunidad.

A los “empresarios” cuyas exacerbadas ambiciones los llevan a planificar barriadas exclusivas, centros comerciales, a comprar carros, yates de lujo y fincas, o a invertir en la banca, seguros y valores, el sistema les tiene reservado un cofre de ensueños, entre cuyas perlas más preciadas brillan el lavado de dinero, el narcotráfico, las estafas financieras, la asociación con funcionarios del círculo de poder y otros empresarios vinculados a todos los gobiernos para forjar negociados, peculados, fraudes fiscales y recibir jugosas coimas.

En caso de “negocios menores” el manual del “juega vivo” recomienda la invasión de predios ajenos, ocuparlos, legalizarlos y venderlos. Además receta la práctica del clientelismo político –de probada eficacia en la sobrevivencia– para elegir, ser electo y reelecto con fondos públicos. Sus protagonistas interpretan el clientelismo como una manera justa de distribuir los dineros del Estado, por tanto, no lo consideran siquiera una forma atenuada de corrupción.

Gracias al periodismo investigativo surgieron las primeras luces de casos de alto relieve, como los del Programa de Ayuda Nacional (PAN), Financial Pacific o el de los pinchazos de las comunicaciones privadas, que alcanzan a los mayores cargos del Ejecutivo. Esto refresca el recuerdo de la hazaña periodística de investigación del The Washington Post sobre el escándalo Watergate, que provocó la primera dimisión de un presidente de Estados Unidos, Richard Nixon, en 1974. Este objetivo y minucioso trabajo de los periodistas, Carl Bernstein y Bod Woodward, con el apoyo irrestricto y valiente de su director, Ben Bradlee, y de su propietaria Katharine Graham, le granjeó al periódico el Premio Pulitzer por Servicio a la Nación.

Los medios responsables son moderados, informan, educan y orientan, sin juzgar o condenar antes que la justicia. No dan rienda suelta a rabias y frustraciones personales y colectivas, a través de instigadores que se erigen en portavoces de resentimientos, en nombre de la ciudadanía. A pesar de la magnitud que resultara el número de implicados y los montos involucrados en la presunta escalada de corrupción, no se justifica el acopio de pasiones que generan odios y sed de venganza. Por añadidura, la naturaleza humana está siempre expuesta a sucumbir ante la seducción del dinero rápido y fácil, y en un instante de vacilación de un hijo, hermano, padre, madre o amigo, la tentación lo envolverá inexorablemente.

En el frenesí de sobresaltos al que se sometiera a la opinión pública, impaciente por saber con qué otros culpables se despierta el nuevo día, se arroja mucha bruma sobre las conciencias, y la sociedad adopta una distorsionada imagen de sí misma, como víctima impotente, sin ninguna responsabilidad de la situación. Percepción que, a todas luces es insostenible, frente a la demoledora realidad que derrumba toda falsa moral para la crítica. Es misión estelar de los medios modelar mentes comprensivas de la verdad política y de la inviolabilidad del derecho ciudadano, con campañas permanentes de estudio y enseñanza de la Constitución y de las leyes de la República.

Si bien las circunstancias no son iguales, es imposible olvidar lo ocurrido a partir del 12 de agosto de 1983, cuando los detonantes emocionales de pasiones y de agresividad se alinearon, se dividieron familias panameñas y se inició el capítulo más violento de la historia, que duraría seis años y cuatro meses, hasta el 20 de diciembre de 1989. Algo parecido a lo ocurrido en Venezuela, antes del 2 de febrero de 1999, cuando asumió Hugo Chávez el poder, los venezolanos jamás vislumbraron a su prodigio petrolero postrado ante el hambre y la inminente explosión social que se cierne sobre ellos, por los sueños de líder continental de su último caudillo militar.

Aunque el escándalo público produjera mayor rating que la conciliación, la libertad y la paz que generan prosperidad, constituyen auténticos tesoros para preservarlos. Hermanos, venezolanos, colombianos, nicaragüenses, dominicanos, haitianos, si buscan un panorama claro en sus vidas, si procuran mitigar sus sufrimientos, con su trabajo honrado y el respeto a las leyes y a la gente de este inigualable país de inmigrantes, sin hostilidades hacia el extranjero, bienvenidos a este rincón del mundo sin puertas ni fronteras.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

La procuradora general de la Nación de Panamá, Kenia Porcell, viajó a España, donde sostuvo reuniones de alto nivel en la sede de la Fiscalía General de ese país.
Cortesía/Gabinete de comunicación de la Fiscalía General de España

CASO ODEBRECHT Porcell se reúne con fiscal que coordina rogatorias en España

AEROPUERTO Despega operación de Taeca

Se trata del primer vuelo comercial  e internacional que se realiza desde la terminal aérea colonense.
LA PRENSA/Roberto Cisneros

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

22 Nov 2017

Primer premio

3 5 1 5

BBAC

Serie: 13 Folio: 15

2o premio

4722

3er premio

5119

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código